Cuatro maneras para ahorrar dinero reciclando y reutilizando

Reciclar no solo beneficia al medio ambiente, sino también a tu economía. Desde el Banco Ganadero ofrecen algunos consejos para implementar la economía verde en su empresa.

Bolivia genera un promedio de 1,7 millones de toneladas de residuos al año, según el ICEX, de los cuales un 22,1% corresponde a desechos que se pueden reciclar que van desde papeles, plástico, vidrios, metales. Sin embargo, menos de un 4% de la basura las empresas públicas y privadas la reciclan y un porcentaje mucho menos se reutiliza.

Carola Aguilera, subgerente de Marketing del Banco Ganadero, aseveró que como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) previsto para el 2030 tanto empresas privadas como instituciones públicas están conminadas a poder aplicar la economía circular en sus políticas internas como es el reciclaje, la reutilización y la reducción del consumo.

“Reciclar ayuda a reducir nuestro gasto en sustitución de bienes y esto libera dinero para canalizarlo en otras necesidades. La economía circular es importante porque aproxima nuestras pautas de producción, de consumo y de descarte a los ciclos naturales, es decir, cuando reciclamos evitamos convertir en basura nuestras cosas e intentamos convertirlos en otros bienes de utilidad”, expresó Aguilera. Además, da 4 formas de reciclar y ahorrar dinero:

1. Coloque contendedores reutilizables en diversas áreas de la empresa

En lo posible, ocupe recipientes que forman parte de su cadena de producción para distribuirlo en diferentes zonas de la empresa tales como depósitos y almacenes, oficinas administrativas, y aliente, a través de comunicados, una cultura del reciclaje entre sus colaboradores para que depositen en los envases: hojas y periódicos que no se utilizan, pilas, almanaques pasados, lapiceros, botellas, vidrios, metales y cualquier otro material reutilizable. Estos envases ayudarán a gestionar mejor los desechos y reducir sus costos en cuanto a limpieza, organización y gestión de residuos.

2. Opte por reutilizar el papel, cartones y las bolsas

Un trabajador de oficina, en promedio, consume 129 botellas de plástico al año y unas 10.000 hojas al año y, según diversas estadísticas, en Europa principalmente, el papel supone un 70% de los desechos de oficina. Además, en España el 50% de todos estos envases acaban en vertederos sin pasar por ningún proceso de reciclaje. En Bolivia, la conciencia sobre el reciclaje aún tiene margen de mejora. A nivel nacional, se recicla solo el 4% de las más de 7,000 toneladas de basura que se producen diariamente. Por eso, es importante buscar formas de reutilizar los materiales que se emplean en las oficinas, como el papel, los cartones y las bolsas. Estos se pueden volver a usar para imprimir, tomar notas o donarlos a empresas que los reciclen. De esta manera, se contribuye a reducir la tala de árboles, la emisión de gases de efecto invernadero y la contaminación de los suelos y los océanos.

3. Limpieza de toda la información online y equipos con etiqueta verde

¿Sabía que la información que almacena en línea también consume energía? La nube almacena millones de datos diarios que demandan servidores con alto consumo de energía y de agua. Es prudente fomentar el uso racional de la información que se guarda en la nube e incentivar la limpieza frecuente. Así también se sugiere revisar que los aires acondicionados sean inverter con velocidad más constante que ahorran hasta un 40% de consumo, verificar que, equipos como hervidoras, cafeteras, base de botellones de agua y hasta heladeras tengan etiquetas verdes de alta eficiencia energética.

4. Recicle las pilas y reutilice todos los envases que pueda

Uno de los apartados más sensibles a la hora de reciclar en la oficina, es el de las baterías y aparatos eléctricos. Ahí va un tip de reciclaje que, no por conocido, es menos necesario recordarlo: cuando se gaste una pila, no la tires a la basura. Para reciclar correctamente las baterías agotadas de los aparatos electrónicos debes llevarlas a contenedores especiales para que después empresas especializadas las trasladen a plantas específicas de reciclado de pilas. En ellas el mercurio se separa del resto de materiales que pueden ser reutilizados para nuevos generadores de energía. De esta manera se evita que acaben contaminando el agua o nuestros suelos. Es común tomar algún tipo de bebida, como café, en los descansos del trabajo. Por eso, una forma de reciclar en la oficina es emplear envases reutilizables para sustituir vasos de plástico o papel que se desperdician diariamente.

“En el Banco Ganadero contamos con una política de RSE sostenible que nos permite cuidar desde los portapapeles de materiales reciclables hasta el uso más mínimo de la impresión. Estamos conscientes de que la reducción de la contaminación y el cuidado del medioambiente es una tarea conjunta que demanda de acciones diarias y compromiso genuino de todas las partes”, concluyó.

Destacados

Stay Connected

21,165FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
21,800SuscriptoresSuscribirte
spot_img

últimos artículos

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial