Edición 269

Editorial

LA CAPACIDAD RESILIENTE DE LOS CRUCEÑOS

Por mas que intentemos hacernos de la vista gorda de hacia donde está yendo la economía boliviana, no podemos; las pruebas acusatorias son demasiado evidentes: escasez de dólares, desabastecimiento esporádicos de combustibles, bloqueos por todo lado (consecuencia de la pobreza y/o muestra de comienzos de una anarquía), delincuencia creciente, etc, etc; acontecimientos negativos que mantienen en vilo a la población, tanto a productores como a consumidores.

Pese a ello, el sector productivo cruceño no baja la guardia, muy por el contrario, continua desarrollando estrategias que le permitan sobreponerse a la coyuntura; constituyéndose los eventos feriales especializados en unos de sus principales instrumentos de resiliencia, puesto que estas exposiciones facilitan el flujo del movimiento económico interno y externo, con lo cual se logra contrapesar en algo, una carga que el Gobierno no está logrando alivianar.

En esta ocasión y con mucho entusiasmo, se abre nuevamente las puertas de la Exposoya, un evento ferial que cada año los expositores nacionales y extranjeros se preparan para traer la tecnología de avanzada más reciente para favorecer a sus clientes. Por su parte el sector automotriz, también estará presentando los vehículos ultimo modelo en la Expoauto a efectuarse durante la primera semana de marzo. Y, en esa misma semana, se realizará el día de campo que todos los años acostumbra organizarlo la Cooperativa Agroindustrial de Okinawa (Caico).

No todo lo que hace el Gobierno está mal, aplaudimos el intento de ingresar al proceso de industrialización del país, que puede lanzar a Bolivia hacia el primer mundo; pero en tanto no se quite la venda ideológica para lograr ver al sector privado como un potencial aliado para superar la crisis, no saldremos de esta difícil coyuntura; amerita que el Gobierno se haga un mea culpa y convoque al empresariado y a la academia a diseñar una estrategia conjunta, todavía estamos a tiempo.

Mientras tanto, los cruceños continúan desarrollando sus eventos feriales, con la esperanza de que en algún momento el Gobierno logrará entender la realidad del contexto en el que se desenvuelve. Como siempre desde esta columna, les auguramos el mejor de los éxitos a expositores y visitantes.

El Director