1 de junio día Día Mundial de la Leche

Datos Generales

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estableció desde el 2021 el 1 de junio como el Día Mundial de la Leche. Este evento, tiene como objetivo incentivar el consumo de la leche y los derivados lácteos en todo el planeta. De igual manera, busca destacar las cualidades de un alimento tan completo para la nutrición del ser humano resaltando las características que tienen beneficio de nuestro organismo en cada una de las etapas de crecimiento de nuestro cuerpo.

Consumo a nivel Mundial y Nacional

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene como uno de sus objetivos “mejorar la salud de todos en todo el mundo y velar por la salubridad de los alimentos que consumimos”. En esta labor, recomiendan una ingesta de al menos 160 litros de leche al año por persona. En Bolivia tenemos uno de los niveles más bajos de Sudamérica.

Eduardo Cirbián, Presidente de la Federación Departamental de Productores de Leche (FEDEPLE), comentó que en Bolivia el consumo anual alcanza los 68 litros por persona al año. FEDEPLE y sus asociados, trabajan para incentivar el consumo de lácteos y derivados y mejorar estos niveles a través de diferentes actividades. Día a día, llevan un alimento saludable de excelente calidad a las diferentes industrias del país para que pueda llegar a la mesa de todos los bolivianos, además realiza actividades como la celebración del Día Mundial de la Leche, organiza un evento ferial como la Expo Leche, entre otras actividades.

Beneficios de la leche y sus derivados en los diferentes grupos de personas (recién nacidos, niños, adolescentes, jóvenes, mujeres embarazadas, deportistas, adultos, personas de la tercera edad)

La leche proporciona nutrientes esenciales y es una fuente importante de energía alimentaria, proteínas de alta calidad y grasas. La leche puede contribuir considerablemente a la ingestión necesaria de nutrientes como el calcio, magnesio, selenio, riboflavina, vitamina B12 y ácido pantoténico. La leche y los productos lácteos son alimentos ricos en nutrientes y su consumo puede hacer más diversa las dietas basadas principalmente en el consumo de vegetales. La leche desempeña un papel importante en las dietas de los niños en poblaciones con bajo nivel de ingestión de grasas y acceso limitado a otros alimentos de origen animal.

Composición de la LecheLa leche es considerada uno de los alimentos más completos ya que es fuente de calcio, magnesio, fósforo, riboflavina, vitamina B12 y vitamina B5, los cuales son esenciales para el desarrollo y el crecimiento. Su consumo adecuado durante la infancia y a lo largo de la vida nos ayuda a mantener los huesos fuertes y prevenir enfermedades en la edad adulta.

Un vaso de 250 ml de leche entera de vaca puede proporcionar a un niño de 5-6 años: 48% de las necesidades de proteína, 9% DE CALORÍAS, micronutrientes clave.

La importancia de una buena alimentación

Según la FAO un vaso de 240 ml de leche fluida de vaca aporta 23% de las recomendaciones dietéticas diarias de calcio; cifra similar a la encontrada en una tajada de queso blanco o un vaso de yogurt. Una porción de leche también aporta el 12% de la recomendación establecida para el zinc y el 33% de la recomendación de fósforo. Con respecto a vitaminas, esta misma cantidad de alimento (240 ml) lo hace muy buena fuente de riboflavina (35%), vitamina B12 (48%), vitamina A (20%) y vitamina D (15%).

Los lácteos son necesarios en la prevención y tratamiento de la osteoporosis, obesidad, hipertensión arterial y diabetes. Son buenos para la memoria y necesarios para el crecimiento y mejor aprendizaje en los niños. Previenen además las caries dentales y muchos de ellos tienen propiedades funcionales pues nos ayudan a un mejor funcionamiento de nuestro sistema digestivo y nos protegen de las infecciones.

Destacados

Stay Connected

21,165FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
21,800SuscriptoresSuscribirte
spot_img

últimos artículos

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial