info@contactoeconomico.com

Campos de Solana lanza su propuesta exclusiva de Vinnopasión: nuevas experiencias y sabores

Moscatel, Sangiovese, Caladoc y Ancellotta son las cepas de los cuatro vinos que nacieron de la pasión e innovación para deleitar a los consumidores de vino que buscan exclusividad y calidad.

Allá, entre cipreses, rodeada de pequeñas montañas y suelos franco arcillosos, se anida el jardín de experimentaciones de la innovadora bodega Campos de Solana. En esta finca, denominada Los Cipreses y ubicada en el centro del valle de Tarija, nace Vinnopasión, una línea de vinos que florece a través de cuatro etiquetas hechas artesanalmente y que abrazan la esencia de sabores, aromas y toda la pasión de los expertos que intervienen en su producción.

Estos vinos son únicos y exclusivos, puesto que se han poducido menos de 500 botellas de cada variedad. Cada etiqueta resume un largo proceso de vinificación con muchos detalles tal cual si fuese una obra de arte. Las fincas expuestas a la alta exposición solar y la amplitud térmica del terreno, conceden a los vinos texturas y aromas especiales. Esta versión de VINNOPASION nos trae cuatro nuevos vinos: Moscatel Naranjo, Sangiovese, Caladoc y Ancellotta.

Mauricio Kolle, Brand Manager de Campos de Solana, expresó que cada botella que se presenta en Vinnopasión refleja el carácter innovador que tiene la bodega y su búsqueda continua de vinos con identidad propia, elaborados con cepas o métodos de vinificación novedosos a través de un trabajo dedicado y con mucha ciencia y pasión que se refleja en el producto final.

Una experta en cata comparte sus impresiones

Para ratificar la esencia de las cuatro presentaciones que integran Vinnopasión, Campos de Solana invitó a la sommelier Laura Decurnex, más conocida como Lau Malbec, para que exprese su veredicto. Lau se formó como sommelier en la Escuela Argentina de Vinos, como bartender en el Instituto Gastronómico de las Américas (IGA) La Paz, donde también fue docente de las materias Enología y Apreciación Sensorial entre 2013 y 2019. Es autora del libro “El Maravilloso Mundo del Vino”.

1. El Moscatel Naranjo, un blanco particular.

Este vino está elaborado en su totalidad con uvas Moscatel de Alejandría que crecen a unos 1.800 m s. n. m. Su vinificación, similar a la de un vino tinto, comienza con una molienda tradicional y luego el vino permanece en contacto con los hollejos durante dos meses para extraer los aromas y colores característicos de los vinos naranjos. Posteriormente se lo cría durante un año en barricas.

“Es un vino sumamente expresivo con notas aromáticas que recuerdan a las flores y frutas blancas maduras. Su particular vinificación le aporta un color intenso característico de los vinos naranjos. Además, al permanecer durante un año en contacto con sus lías adquiere un volumen en boca muy agradable. El maridaje ideal será con langostinos al ajillo, tabla de embutidos, quesos maduros y carnes blancas con salsa”, comentó la experta.

2. Sangiovese, destaca por sus aromas frutales y especiados.

Elaborado 100% con uvas Sangiovese. Esta es una cepa de origen italiano que suele dar vinos de cuerpo medio y con acidez refrescante. El vino se obtiene a partir de una fermentación en envase abierto a temperatura promedio de 25 °C con bazuqueos manuales realizados tres veces al día. El proceso de vinificación se completa con el descube, prensado y la crianza en barricas de roble de tercer uso durante un año. “El Sangiovese de Vinnopasión posee un color rojo rubí de intensidad baja. En nariz exhibe notas que recuerdan a la cereza, uvas pasa, rosas y regaliz. En la boca es fresco, jugoso, de retrogusto medio y frutal. Es ideal para maridar con pastas que tienen salsas rojas, pizzas, pastel de carne, aves estofadas y quesos suaves”, expresa Lau.

3. Caladoc, de gran cuerpo e intensidad.

Caladoc nace en la Finca Los Cipreses, del Valle de Santa Ana. Esta elaborado en su totalidad con uvas de la variedad Caladoc cultivadas sobre los 1.850 m s. n. m. Este vino se fermenta en depósitos de acero inoxidable a temperaturas entre 24 y 26 °C. Los primeros dos días realizan remontajes que se complementan con movimientos más suaves de la masa sólida durante los cuatro días posteriores. Después del prensado se pasa a barricas de roble de segundo uso para la fermentación maloláctica y su crianza durante 1 año. “El Caladoc tiene un color rojo violáceo que muestra notas de fruta roja y negra como la frutilla, mora y ciruela, así como también de flores violetas, especias, vainilla y una leve nota terrosa. En la boca, el Caladoc es fresco, frutal, equilibrado, con taninos dulces y de retrogusto medio con recuerdo a chocolate. Ideal para maridarlo con carnes rojas al horno y con salsas potentes, hongos y quesos maduros”, describe la experta.

4. Ancellotta, asombra por su color.

Esta uva también de origen italiano se cultiva cerca de los 1.850 m s. n. m. Para su elaboración se realiza una cosecha manual, con minuciosa selección de la uva y el descobajado. La fermentación se realiza con bazuqueos diarios para luego pasar a las barricas de roble de tercer uso donde tiene lugar la  fermentación maloláctica (especie de segunda fermentación para reducir la sensación ácida) posteriormente se le da una crianza de 12 meses. “El Ancellotta es de color rojo de alta intensidad. En nariz sus notas aromáticas son herbales, resinosas, de fruta roja e higos secos. En boca es un vino voluminoso, estructurado y especiado. Su maridaje es ideal con carnes de caza, carnes rojas, comida especiada, pastas y arroz a base de salsas rojas, carnes y quesos maduros”.

Campos de Solana oferta Vinnopasión a través del e-commerce www.licorhouse.com y venta directa en instalaciones de la bodega en el Valle de Santa Ana, Tarija.

Destacados

Stay Connected

21,165FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
21,900SuscriptoresSuscribirte
spot_img

últimos artículos