Santa Cruz de la Sierra Urgen cambios estructurales

La mayoría de los cruceños, afirman que el principal factor de desarrollo de la economía de su departamento se debe al modelo económico que establecieron, independientemente del sistema político imperante del gobierno central; sus principales actividades productivas y que las monitorea el sector privado son las agropecuarias y las agro industriales. Esta situación, sumada a la calidez de su gente (es Ley del cruceño la hospitalidad), le convierten en un interesante centro de atracción para migrantes de todas las razas y colores del interior del país, así como del exterior.

Como se sabe también, no todo lo que brilla es oro; la pandemia del Covid -19 ha desnudado (como en otras partes del mundo), las falencias al interior de la estructura gubernamental boliviana en sus tres niveles y, la locomotora cruceña no podía ser la excepción. La corrupción y la proliferación de funcionarios públicos carentes de solvencia profesional en cargos de responsabilidad (con contadas excepciones por su puesto), han corroído al aparato burocrático que, si no se lo corrige ahora, mañana será demasiado tarde.

El cambio de los gobiernos subnacionales que se producirán el tres de mayo, como consecuencia de las elecciones recientemente efectuadas, dará la gran oportunidad para que cada una de las regiones puedan hacer las correcciones que cada entidad pública requiere. En el caso de Santa Cruz específicamente, ya se tiene definido a su gobernador así como al alcalde de la ciudad capital, razón por la cual, nos adelantamos (como es nuestra costumbre en Contacto Económico), a brindar un diagnóstico de su estructura burocrática, sumándole las recomendaciones pertinentes para lo cual, hemos organizado un conversatorio virtual con la participación de Lindbergh Alvaro Ulloa y el concejal electo José Alberti Uzqueda, ambos profesionales de reconocido prestigio y expresidentes del Colegio de Economistas de Santa Cruz.

RESCATE DE LAS COMPETENCIAS

Ambos entrevistados coinciden en que la economía boliviana podría estar mucho mejor, si el gobierno central permitiera a las gobernaciones generar sus propias decisiones para el desarrollo de cada región en concordancia con la vocación productiva de cada uno de los municipios que lo conforman. En el caso de Santa Cruz específicamente que genera casi el 30 % de la economía nacional, bien podría incrementar ese porcentaje, tomando en cuenta que tiene grandes proyectos por desarrollar y que se encuentran bastante limitados precisamente por depender de la iniciativa del gobierno nacional, donde las decisiones están supeditadas a un lineamiento ideológico que prima sobre lo técnico.

El economista Lindbergh Ulloa recomienda que, la primera tarea en la que la administración regional debe centrar su atención, es en la recuperación de las competencias que por Ley le corresponden, para así lograr una justa y adecuada redistribución de los ingresos que le permita emprender proyectos integrales de envergadura. Simultáneamente a realizar las gestiones que conlleven a la concreción del pacto fiscal, debe ir liberando iniciativas que motiven al empresariado privado a transformarse de proveedores de materia prima a generadores de productos con valor agregado, aprovechando los diversos parques industriales con que cuenta, incluyendo el Parque Industrial Latinoamericano que es uno de los más grandes de la región.

CENSO NACIONAL PARA UNA EFECTIVA REDISTRIBUCIÓN

El nivel de desarrollo de una región, le convierte en centro de atracción para las corrientes migratorias internas y externas; a Santa Cruz vienen a instalarse anualmente de 70 a 75 familias, cuyas necesidades básicas de subsistencia, van alterando la infraestructura instalada, lo cual a menudo sucede de manera desordenada.

Al respecto, el concejal electo por Santa Cruz José Alberti, propone que se debe trabajar con proyección a realizar un censo nacional para el siguiente año, afín de garantizar una equilibrada redistribución tributaria, así como de las regalías y el IDH, para que tanto las alcaldías, como las gobernaciones y las universidades públicas, alcancen la asignación de recursos correspondientes que les permita cumplir con sus respectivos presupuestos.

Referente al pacto fiscal, Alberti señala que es necesario avanzar en esa dirección, lo que permitirá profundizar las autonomías, con lo cual las gobernaciones y alcaldías tendrán margen de maniobra para desarrollar proyectos de inversión específicos que contribuirán a mejorar los servicios de salud, educación e infraestructura.

GENERAR SU PROPIA ECONOMÍA

El gobierno nacional estará concentrado en emprendimientos fuera de Santa Cruz, como ser la hidrovía Ichilo – Mamoré y la explotación del litio en el occidente por mencionar algunos; por lo que los proyectos cruceños como el hub Viru Viru, la hidroeléctrica Rositas, el Mutún y Puerto Busch entre otros, los continuará postergando como antes, por lo que necesariamente los tiene que pilotear la gobernación, afirmó Ulloa.

Todo emprendimiento se hace con plata y hay muchas formas de conseguirlo; si la gobernación logra rescatar sus competencias, podrá buscar financiamiento externo; ahora con los avances de la tecnología en comunicación se pueden establecer los contactos y acuerdos sin necesitar de viajar, lo que sí ya se haría solamente para firmarlos; un proyecto en sí en base a su diseño final y la demostración de su factibilidad y viabilidad, ya son garantía suficiente para respaldar el financiamiento tanto público como privado o por convenio bilateral o multilateral, destacó Ulloa.

LOS MEJORES MERCADOS EXTERNOS ESTÁN MÁS CERCA DE LO QUE IMAGINAMOS

Es necesario analizar la ubicación geopolítica de nuestro departamento, para elaborar una estrategia de mercados externos, afirmó Ulloa; si bien la China y la India son clientes con amplia capacidad de compra, sin embargo, la enorme distancia que nos separa incrementa el costo logístico y demora de tiempo. A nuestro paso por la hidrovía Paraguay – Paraná, los cuatro países conformantes del Mercosur son de mucha utilidad para nuestros negocios; Uruguay y Argentina a través de sus puertos que nos permiten la salida al Atlántico, en tanto que Paraguay y Brasil se pueden convertir en importantes mercados para Santa Cruz o en socios estratégicos para determinados proyectos que se podrían instalar en algún enclave de la región con inversiones público privadas, remarcó Ulloa.

DESARROLLAR CONOCIMIENTO ORIENTADO A LOS SERVICIOS

En las gestiones ediles anteriores incluida la que está por terminar, se ha rendido demasiado culto al cemento; de los 450 millones de dólares promedio anual que maneja la alcaldía cruceña, solamente 15% se destinó para salud y 10% para educación; lo demás se dirigió hacia proyectos de obras de infraestructura, muchas de ellas, ejecutadas innecesariamente o de manera desorganizada sin planificación previa, que al final se convirtieron en “elefantes blancos”, sin impacto beneficioso en la calidad de vida de la población, manifestó José Alberti.

“El objetivo es mejorar los porcentajes hacia educación y salud, la alcaldía debe convertirse en una entidad pública abierta, transparente y digital que, además de promover el desarrollo de la agropecuaria y la agroindustria, debe generar conocimiento orientado hacia los servicios (educación, empresariales, financieros, etc.)”.

Es importante empezar por la educación, puesto que es una deuda pendiente que se tiene con los educadores; se debe desarrollar habilidades y capacidades orientadas al aprovechamiento del talento, para poder tener una población con mayor conocimiento, que convierta a Santa Cruz en una ciudad de servicio, puntualizó Alberti.

DESIGNACIÓN DE LOS CARGOS PÚBLICOS POR MÉRITO PROFESIONAL

Otro de los males que se debe combatir, es que el personal que se convoca para cargos públicos de cualquier jerarquía, se lo hacía más por “reciprocidad” al apoyo recibido durante la campaña electoral que por mérito profesional; en ese entendido, es necesario que las nuevas autoridades cambien de chip e incorporen funcionarios con probada educación integral, principalmente para los cargos de alta responsabilidad, que debe incluir estudios de post grado y lo más importante, con probada solvencia moral, destacó Ulloa.

“Es inconcebible que con el 5% de coparticipación tributaria, hasta ahora no se haya podido crear un Instituto de Investigación Científica para cualquiera de las áreas, siendo que en otros países los empresarios acuden a estas entidades para desarrollar sus proyectos”, añadió.

REDUCCIÓN DE LA INFORMALIDAD

Ser empresario informal es bastante rentable, frente a lo sumamente costoso que resulta mantenerse en la formalidad, afirmó José Alberti a tiempo de agregar que, esa diferenciación es consecuencia de la larga tramitología por la que se tiene que atravesar, sumado a la lentitud burocrática en la atención por parte el servidor público. Para solucionarlo, se requiere hacer un mapa de las restricciones y cuellos de botella que entrampan la agilidad de los trámites, en tanto que en lo que respecta a costo beneficio, se debe crear incentivos de orden financiero y asistencia técnica y, para los proyectos innovadores, se debe apoyar con la gratuidad de la licencia de funcionamiento y facilitarles el acceso a capitales.

Por su parte Lindbergh Ulloa, considera que el tema de la informalidad involucra a los tres estamentos del gobierno, principalmente al central, puesto que los impuestos nacionales presionan solamente a ese 30% que conforman el sector formal, dejando pasar a la gran masa de informales, sea por conveniencia o por dificultad. Ulloa recomienda partir por una reforma tributaria que conlleve a incrementar la base de contribuyentes, para lo cual se necesita disponer de una reducción de la tasa impositiva entre otros aspectos.

Ambos entrevistados, coinciden en que se deben aplicar disposiciones que obliguen a todas las entidades públicas a comprar bienes y servicios generados por los micro, pequeños y medianos empresarios; Ulloa va más allá, sugiere buscar un mecanismo que les brinde la posibilidad de competir en las licitaciones públicas que en la mayoría de los casos de los municipios ya tienen dueño, están copados por grupos de poder o grupos económicos, por lo que será un trabajo muy difícil pero no imposible de concretarlo. Finalmente, Alberti afirma que la alcaldía se ha alejado demasiado de sus instituciones locales; es necesario entablar un acercamiento con las universidades y gremios empresariales para efectos de cooperación y complementación.