Prácticos consejos para cuidar los ojos en época de frío y sequedad

0
319

En esta temporada del año, las bajas temperaturas y el viento suelen producir irritación ocular, disminución en la producción de lágrimas y molestosas sensaciones de visión borrosa, picor o escozor.

De la misma forma que la piel, los ojos son órganos que están constantemente expuestos a diferentes ambientes y tipos de clima, por lo que suelen sufrir los efectos de los cambios de temperatura. En esta época del año, el frío y la sequedad, sumadas a la contaminación y la luz, pueden causar ciertas molestias a la visión; por ello, El Dr. Fernando Álvarez, Asesor Científico de Inti, comparte útiles consejos para cuidarla.

“En invierno muchos tienen la falsa sensación que no están expuestos a los rayos UV, porque el día tiene menos horas de luz y la intensidad del sol parece más baja; lo cierto es que sufrir una sobreexposición es fácil, especialmente en zonas montañosas, donde además hay fuertes vientos. Dos factores que son muy dañinos para los ojos”, explica el experto. “Los riesgos no solo están cuando estamos al aire libre, sino también en espacios cerrados por factores como la calefacción, que hace que el ambiente sea más seco, o el uso de dispositivos electrónicos”.

“No hay que olvidar que, debido a la elevada temperatura de las estufas o calefacciones, la humedad del entorno disminuye y esto puede producir sequedad e irritación en los ojos”, explica el especialista. “Dacri Hyal y Dacri Sec es indicado en esta época del año”. 

Algunos consejos para combatir los malestares oculares generados en invierno

  • Para producir lágrimas de forma natural, es importante ​parpadear con frecuencia. ​
  • Recurrir al suero fisiológico o lágrimas artificiales en caso de sentir picor, pesadez o sequedad.
  • No frotar los ojos. Aunque muchas veces las personas lo hacen de forma inconsciente, este gesto tiene efectos negativos en los globos oculares. ​
  • Llevar una buena alimentación, rica en frutas y verduras, y beber más líquidos. ​
  • Evitar estar frente a la computadora o en constante contacto con pantallas de dispositivos móviles, pues un exceso de exposición a estos aparatos suele producir irritación en los ojos.