PLAN DE CONTINGENCIA CONTRA SEQUÍA SE CONCRETA CON LA PERFORACIÓN DE 155 POZOS, ENTREGA DE SUMINISTROS Y PROVISIÓN DE AGUA

El Gobierno Nacional concretó Plan de Contingencia frente a la crisis de la sequía con la perforación de 155 pozos de agua, la distribución de ayuda humanitaria y suministros, provisión de agua a través de cisternas y la entrega de forraje y alimento balanceado, que beneficiará a aproximadamente 50 mil habitantes de 20 municipios declarados en emergencia.

Este Plan es desarrollado en un trabajo conjunto entre los ministerios de Desarrollo Rural y Tierras, Defensa y Medio Ambiente y Agua.

La perforación de estos 155 pozos ayudará al suministro de agua para consumo humano, de animales y para el riego en las zonas afectadas y se complementarán a los 207 pozos que se perforaron anteriormente.  

En la región del Chaco se tiene programada la perforación de 37 pozos, de los cuales dos se excavarán en Villamontes y uno en Ibibobo. Para los restantes, la Unidad Ejecutora de Pozos dependiente del MDRyT, ha desplazado tres equipos de trabajo que se encuentran operando en los municipios de Cabezas, Yacuiba y Lagunillas, entre otros, que fueron declarados en emergencia por esta sequía.

Asimismo, en la región de la Chiquitania, se ejecuta la perforación de 35 pozos, con una inversión aproximada de Bs. 8 millones, de estos, 33 se perforan en terrenos difíciles como es la roca.   

Mediante el Plan Nacional de Contingencia ante la Sequía, también se entregarán tanques y politubos para el transporte y distribución de agua, así como el aprovisionamiento de alimento balanceado y forraje para el ganado ovino, vacuno, porcino y caprino.

Otro de los objetivos del Plan es atender con ayuda humanitaria a un total de 9.130 familias que representan aproximadamente a 50 mil personas de las regiones afectadas por este evento climático, en los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca, Oruro y Potosí.

También se apoyará a la emergencia con 33 cisternas operables, de las cuales ocho se desplazarán inmediatamente en la región del Chaco y de ser necesario en el resto del país.

El objetivo de este Plan es facilitar la asistencia humanitaria a la población afectada por sequías, mediante la programación y articulación de actividades en el marco del Sistema Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y/o Emergencias (SISRADE), en sus niveles nacional, departamental, municipal e indígena originario campesino.

Para ello se establecieron mecanismos de coordinación oportuna y eficaz para la atención de los afectados por sequía y la rehabilitación de los medios de vida de la población afectada.