Mercado inmobiliario en Bolivia: tres consejos para invertir y garantizar un buen rendimiento de su dinero

De acuerdo con diversos estudios, el eje troncal del país mantiene un déficit de habitaciones y oficinas principalmente por la migración y el incremento de la población. La rentabilidad puede variar dependiendo del proyecto y la zona.

Inicia un nuevo año. Y cada familia o empresa, se plantea nuevas metas y proyectos de acuerdo a sus capacidades. Un sector importante que, genera más de 400.000 empleos directos e indirectos, uno de los que más aporta al dinamismo económico y que se ha constituido en un refugio relevante para las inversiones en tiempos adversos ha sido el inmobiliario.

De 3,6 millones de hogares en Bolivia que registra el INE en 2021, un 34,2% (1,3 millones) no poseen una vivienda propia y cerca de 600.000 viven en anticrético, alquiler o como intercambio de servicios y si, a esto se suma la migración interna y el crecimiento de las pymes, el déficit habitacional y de oficinas es realmente elevado, de acuerdo con datos del Cebec de la Cainco.

Gustavo Pereyra, arquitecto y desarrollador inmobiliario con más de 20 años de experiencia en el mercado, actualmente Gerente General de The Landmark Group (TLG), expresó que el precio de la tierra aumenta principalmente en los centros urbanos donde la cotización ya no se realiza en m2 sino en m3 considerando las oportunidades de crecimiento vertical que existen.

“La tendencia en el país para los próximos años apunta al sector de las oficinas corporativas principalmente por cuatro factores: permiten realizar contratos a largo plazo; el deterioro de la propiedad es mínimo; existe una excelente relación precio-calidad para adquirirlos; los mantenimientos son asequibles y, se brinda una mayor seguridad jurídica para el propietario del inmueble. Un profundo estudio de mercado desarrollado por el equipo de TLG indica, por ejemplo, que, Santa Cruz necesitará para los próximos 3 años al menos 47.000 m2 de oficinas”, expresó.

La rentabilidad para el inversionista en el sector inmobiliario puede variar según el proyecto, la ubicación y el costo. Pereyra recomienda considerar al menos tres consejos antes de capitalizar su dinero y generar un rendimiento óptimo:

1. Verifique la trayectoria y la confianza que genera la empresa inmobiliaria.

Antes de invertir, recuerde verificar con atención las credenciales y la experiencia real que ha desarrollado una empresa en el sector. Un profesional de cualquier especialidad que no sea el sector inmobiliario y que tiene capital puede construir, comercializar bienes raíces y manejar proyectos sin considerar temas como el mantenimiento, la importancia de los materiales ecosostenibles, las expensas, la importancia del estacionamiento, entre otros temas. Es importante, según Pereyra, conocer los proyectos ya construidos por la desarrolladora inmobiliaria, la calidad de los mismos y el concepto que han trabajado para confiar en un nuevo proyecto.

2. Invierta en proyectos estratégicos acordes con la demanda del mercado.

Los edificios de oficinas corporativas son los proyectos más rentables desde los monoambientes en zonas privilegiadas y tienen potencial de crecimiento debida a la demanda. Sumado a esto, un proyecto visualmente atractivo llama la atención y genera valor cuando también cuenta con otros aspectos fundamentales como la funcionalidad, buenos accesos, comodidad, iluminación y calefacción. Es importante que el inversionista conozca las nuevas tendencias inmobiliarias, los materiales que garantizan ahorros importantes durante la construcción y que tengan un equilibrio en cuanto a calidad, precio, función y optimización de espacios.

 3. Busque proyectos inmobiliarios que mantengan su valor en una moneda no volátil

Los activos inmobiliarios mantienen su valor en dólares, y son poco volátiles ante eventos económicos abruptos. Es importante que el inversionista pueda conocer la información sobre las monedas que se constituyen en refugio de los ahorros e ingresos. No es lo mismo cerrar un contrato en euros que en reales o peso chileno sin considerar la volatilidad del tipo de cambio y el tiempo óptimo de venta del inmueble. “Frente al crecimiento poblacional y la necesidad de viviendas y oficinas, proyectos como Ofix, desarrollados por TLG, son una buena opción para que su dinero siga creciendo y mantenga su valor en el tiempo”, aseguró.

Para conocer más detalles de The Landmark Group y Ofix puede visitar:

Destacados

Stay Connected

21,165FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
21,800SuscriptoresSuscribirte
spot_img

últimos artículos

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial