Llega a Bolivia un nuevo medicamento que apuesta por mejorar la sobrevida de las pacientes con cáncer de mama

Según estadísticas, en el país se registran 1.400 casos de cáncer de mama por año.

Los avances de la medicina traen nuevas esperanzas para las mujeres que luchan contra el cáncer de mama. Y la mejor muestra de ello es un nuevo medicamento que llegó a Bolivia de la mano de Pfizer.

Con el objetivo de convertir el cáncer de mama en una enfermedad crónica que no sea sinónimo de desenlace fatal1, el medicamento de Pfizer actúa en las pacientes que se encuentran en estado avanzado. Su principal beneficio ha sido aumentar la sobrevida sin progresión de la enfermedad2, duplicando en respuesta a las terapias actuales disponibles en Bolivia3. También ha mejorado la calidad de vida de las pacientes de manera significativa2 y, entre otros beneficios, no requiere de monitoreo de función hepática, cardiológica ni de electrolitos en sangre, solo seguimiento hematológico2.

El medicamento fue aprobado en 84 países4 desde que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) lo autorizó en el año 20155.

El medicamento llega a Bolivia en un mes de gran importancia. Octubre es el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama. Se celebra en todo el mundo con el objetivo de crear conciencia y promover que cada vez más mujeres accedan a controles, a diagnósticos y que reciban tratamientos oportunos y efectivos1.

Cada año se detectan más de 2 millones de nuevos casos de cáncer de mama y ocurren más de 600 mil muertes por esta enfermedad a nivel mundial  (fuente: Globocan 2018). Además, el cáncer de mama es, de lejos, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.

En nuestro país se produce alrededor de 1400 casos nuevos cada año y en el año 2018 se contabilizaron 450 muertes por cáncer de mama (Globocan 2018).