La revolución del departamento de cochabamba encamina la caída de la colonia española

la capacidad económica departamental actual es insuficiente y debe trabajarse en una estrategia para la recontextualización de los roles de los agentes económicos.

Han transcurrido 210 años desde el grito de emancipación o primer estallido revolucionario en el Alto Perú a la cabeza del general Esteban Arce, el Cnel. Francisco del Rivero y Melchor Guzmán (14/09/1810), recordando que la fundación del departamento fue el 23 de enero de 1826. El comportamiento del PIB departamental  a precios de mercado se referencia en el siguiente gráfico con ajuste lineal

Fuente: Elaboración propia en concordancia a información del INE y ajustes realizados.

En consideración de la información 1988 – 2019 (p), considerando una bondad de ajuste aproximada del 91%, por año que transcurre el PIB departamental se incrementa en 184 millones de dólares, destacando que los rubros con mayor porcentaje que mueven la economía son la manufactura, comercio, servicios y la economía de la coca.

La aplicación de herramientas estadísticas de calidad y capacidad en el intervalo de confianza del 95%, referencian índices positivos e insuficientes en comparación  al análisis 6 sigma. En consecuencia, el trabajo de corto y largo plazo para el proceso productivo tiene que contar con un modelo planificado, exquisito por su acción comunicativa entre actores sociales e institucionales, que aproveche las vocaciones y complementos municipales, dejando de lado la problemática de la hipocresía con asidero en la envidia y los reticentes espacios de discusión de los problemas que son parte de la dialéctica de la transformación en el corto y largo plazo.

La revolución por la independencia, constituye uno de los hitos fundamentales para el reencuentro del pensamiento, visión y misión que deben tener doctrina e identidad en la diversidad para el reposicionamiento del proceso productivo partiendo de la definición de un modelo de salud, nutrición y educación para la producción que aproveche las ventajas diferencias de sus municipios y pisos ecológicos que tiene el departamento, así de cómo, de su diversidad cultural.

El departamento tiene serios problemas de planificación e institucionalidad que puedan consolidar un plan de desarrollo departamental que potencie el manejo óptimo espacial, socioeconómico, el manejo de cuencas y agroforesteria tendrían que garantizar su desarrollo humano ambiental en tiempos de peste.

Entre los factores que limitan el desarrollo departamental, se encuentran las restricciones de visión que tienen los políticos que ponen en evidencia y cuestionamiento la institucionalidad e inapropiado entendimiento de la demanda diversa para el desarrollo que inciden en la inequidad relacionada a la asignación de recursos. Por otro lado, el contradictorio cooperativismo de servicios y la corrupción enquistada en el área impiden la expansión económica en función del desarrollo cuaternario mundial.

Las áreas urbanas constituyen el mercado persa que demuestra el avance histórico del comercio informal asociado a la economía ilegal con práctica de estrategias innovadoras para el lavado del dinero sucio.

Los actores sociales e institucionales tienen que realizar su máximo esfuerzo para mitigar sus conflictos personales y sociales a fin que acordar o pactar un modelo de salud, nutrición y educación para la producción que permita la integración y complementos de las economías y pisos ecológicos, cuya activación se de en el marco de la institucionalidad y meritocracia. La economía departamental tiene que expandirse e integrarse, su vocación agropecuaria amerita inversiones apoyadas en la gestión de proyectos convenientemente estudiados que promuevan la seguridad y soberanía alimentaria, reflejando un aporte económico continuo, creciente y diversificado al potenciamiento del ingreso nacional.

Alfredo E. Mancilla Heredia, Economista, estudios de Doctorado en Ciencias y Filosofía. Profesor universitario de pre y postgrado. Director Regional Cbba. Contacto Económico. Correo electrónico: alfredomansillaheredia@gmail.com