Este fue el título del Foro Económico organizado por la Cámara de Industria Comercio, Turismo y Servicios de Santa Cruz (Cainco), con la finalidad de intercambiar criterios entre sus asociados y funcionarios del Gobierno nacional sobre las nuevas políticas económicas que se deberán aplicar, para frenar y revertir la desaceleración de la economía boliviana y sentar las bases para proyectar un desarrollo sostenible.

A diferencia de años anteriores, en esta ocasión el evento fue más dinámico y participativo, ya que además de contar con la intervención de varios disertantes internacionales, se incluyó un excelente grupo de profesionales locales que conformaron el equipo de panelistas, quienes convirtieron el auditorio en un verdadero think tank, donde empresarios y servidores públicos tuvieron la oportunidad de intercambiar fructíferos criterios.

El evento centró su temática en tres aspectos fundamentales que hacen al desarrollo de la economía: Estabilidad, productividad e institucionalidad, factores que son interdependientes, que una no marcha sin las otras y viceversa. Sin embargo, de las tres, la institucionalidad es la que requiere de una atención urgente y prioritaria, puesto que al momento se encuentra en una situación demasiado delicada y riesgosa.

Institucionalidad y libertad para el desarrollo

La falta de alternancia en el Gobierno y su copamiento de todos los poderes del Estado, han casi destruido la institucionalidad en Bolivia; la tarea inmediata es reconstruirla y para ello se requiere incorporar al equipo de servidores públicos a profesionales con probada solvencia moral y ética, que entiendan que el funcionario público es un servidor y facilitador, para el libre desarrollo de actividades enmarcadas en la ley.

En el foro participó como invitado internacional Federico Adolfo Sturzenegger, un economista argentino que se desempeñó como presidente del Banco Central de su país entre 2015 y 2018, durante la presidencia de Mauricio Macri.

Sturzenegger compartió criterios y experiencias en su exposición denominada “Encontrando el tono justo para construir”, con la idea de extraer las lecciones de la experiencia argentina, para evitar errores y mejorar la conducción económica de nuestro país, buscando un nuevo y mejor rol del sistema financiero e industrial y cómo Bolivia, puede aprovechar su condición de país rico en recursos naturales en la actual coyuntura económica y política.

El economista considera que la libertad en sí es un componente del desarrollo, así como todos debemos tener libertad para la expresión, el ciudadano debe tener la libertad para invertir en lo que considere necesario.

Una economía sin libertad es una sociedad con limitaciones, independiente de su sistema político y económico vigente. Aseguró que los resultados de su gestión al frente del Banco Central de la República Argentina no fue como él esperaba porque esta entidad no fue independiente del Poder Ejecutivo, en contraste con el postulado económico que resalta la autonomía como factor esencial para evitar que los gobiernos usen sus herramientas con intencionalidad política y que estas lecciones pueden ser aplicadas a Bolivia porque tenemos una realidad económica similar, señaló.

Construir institucionalidad es fundamental para cualquier entidad pública o privada. Un caso recurrente en los países ricos en recursos naturales es la falta de institucionalidad al momento de firmar un contrato sólido para proveer un servicio. Lo que se encuentra en el mundo, no solo en Bolivia y Argentina, es que hay un ciclo de expropiaciones y nacionalizaciones con un patrón muy claro: se nacionaliza cuando el precio del commodities está muy caro y se privatiza cuando el precio es muy bajo.

Al finalizar su intervención, destacó el avance del sistema financiero nacional y el resultado de la ´bolivianización´, la que denominó como “el divino tesoro” que hay que cuidar.

Por su parte el periodista español y doctor en sociología Manuel Campos Vidal en su exposición titulada: “La construcción de una nueva institucionalidad en la transición: La experiencia española”, manifestó que la institucionalidad en un país no se construye parcialmente, a medias no es viable. Se debe gestionar la diversidad de actores para generar una estabilidad social y política que atraiga inversiones extranjeras para que, de esta manera, se genere un importante movimiento económico”, dijo.

Concluyó su presentación mencionando palabras claves para una transición modelo: Reconciliación, tolerancia, diálogo, generosidad, respeto a la diversidad, convivencia democrática. “Esto nos lleva a la estabilidad y una fuerte institucionalidad. Es lo que deseo para Bolivia”, finalizó el experto.

Construcción de la institucionalidad en Bolivia

Durante el desarrollo del panel, Rodrigo Bedoya, vicepresidente de Desarrollo Comercial de La Boliviana Ciacruz, habló de ‘Acciones para un entorno más propicio para los negocios’.

“La institucionalidad es un atributo esencial de un Estado de derecho que garantiza la separación de poderes y el respeto irrestricto de las facultades que ostentan estos poderes. Esta distribución permite la creación de los organismos que debieran cumplir los fines del Estado poniendo todo el aparato político – administrativo al servicio de las personas para la realización plena de sus derechos.

Nuestro país requiere de instituciones sólidas para la plena vigencia donde el respeto a los derechos de las personas sea el principio esencial para el desarrollo de la democracia hasta su consolidación. La Ley del Trabajo de nuestro país data de 1942 y debe ser modernizada. La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, sostiene que la política laboral, rigurosamente proteccionista asumida por el Estado a favor del sector trabajador estos últimos 10 años, tuvo una influencia negativa contra el mercado laboral”. Dijo.

Estabilidad

Este factor es clave, para sentar las bases de una economía sostenible; al respecto, el abogado José Mario Serrate Paz Ramajo, socio de Serrate Paz & Asociados, habló de ‘Acuerdos para un entorno más estable’. Al hacer un poco de historia, mencionó que en 1985 se sientan las bases del neoliberalismo con el D.S 21060. “Con esto se da paso a que los actores privados sean los protagonistas de la economía, lo cual nos lleva a que entre 1994-1996 viene el periodo de capitalización y en esta época se crea el Sistema de Regulación Sectorial, una institución nueva, sólida e importante. Era una entidad de control que regulaba todas las áreas económicas del país, con una autonomía administrativa y de gestión económica.

Tenía la misión de promover la competencia en la economía de mercado, buscar sus defectos y proteger al consumidor. Con luces y sombras generaba una mayor seguridad para las inversiones y el desarrollo de los sectores que regulaba. Con la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado vino el desmantelamiento del Sistema de Regulación. El Estado pasa a ser juez y parte, el regulador pasa a ser una herramienta para imponer un modelo ideológico. Han pasado 14 años y hemos tenido un debilitamiento institucional severo en el tema de regulación. Mi propuesta concreta es recuperar ese Sistema de Regulación Sectorial”. Afirmó

Sobre este tema, el ex presidente del Banco Central Argentino Federico Sturzenegger, manifiesta que el crecimiento económico en el mundo está adquiriendo dimensiones sorprendentes. “Migramos de países muy pobres y con baja expectativa a países más ricos y con mayores expectativas de vida. El mundo empezó a crecer y ese crecimiento se va acelerando cada vez más”, resalta.

La tecnología será el principal factor de crecimiento. ¿Qué posibilidad tenemos de que se encuentre un sustituto al petróleo y al gas, como ya ocurrió con el carbón? se pregunta el economista a tiempo de afirmar que es un dilema central para la valoración de los recursos naturales y de cómo los rayos del sol, por ejemplo, están influyendo en la generación de energía, no pensados hace unos cuantos años.

“Es muy riesgoso pensar que el petróleo vuelva a tener los buenos precios que tuvo hace algunos años, no están dadas las condiciones técnicas, tecnológicas ni de mercado”. Esto lleva a replantearse la necesidad de manejar nuestros recursos naturales de forma adecuada.

Puso el ejemplo de los noruegos, que todo el dinero que reciben por la venta del gas del norte, lo ahorran y el interés que genera ese dinero es lo que gastan, porque ellos consideran que el gas actual no es de los noruegos de hoy solamente, también es de sus hijos, nietos y bisnietos.

Alejandro Lora, vicepresidente del directorio de la UPSA, propuso trabajar en cuatro áreas definidas: Ley de inversiones que garantice reglas de juego a largo plazo; Ley laboral como promotora de inversiones; entablar un acuerdo básico para mejorar el capital humano, y finalmente un marco regulatorio autónomo e independiente, que promueva la competencia en el juego de libre oferta y demanda.

Panel sobre productividad empresarial

En este panel participaron líderes empresariales de diferentes sectores económicos del país, quienes se reunieron para contar sus experiencias, casos de éxito y manejo de la producción desde la mirada gerencial, asimismo, las expectativas en cuanto a un entorno propicio.

En este sentido, el gerente general de Incercruz Ltda., Juan Manuel Bejarano, indicó que una de las claves de la productividad es el uso eficiente de los activos, sobre todo en época de desaceleración económica donde se tiene que controlar los gastos operacionales en función a las ventas.

“Nosotros vemos que desde el 2015 hasta el 2019 empezamos a sentir esa desaceleración que, paulatinamente, ha ido llegando. Posteriormente, se pudo notar que todo esto traía muchos problemas dados en una rentabilidad o retorno, entonces debíamos empezar a tomar acciones cuanto antes”, explicó Bejarano.

Para optimizar dicha producción es que la empresa implementó el uso de la tecnología en uno de sus procesos productivos: la fabricación de ladrillos. Con la utilización de robots que profesionalizaban y automatizaban los procesos productivos, lograron que la rentabilidad se convirtiera en un retorno positivo en términos de producción.

Por su parte Federico Stelzer, gerente general de Hipermaxi, coincidió con Bejarano al afirmar que también el sector del comercio sintió una desaceleración económica, inclusive desde el mismo año (2015). Por lo que se tuvo que implementar el Modelo de Gestión de Activos Estratégicos (SRM, por sus siglas en inglés).

Dicha implementación consiste en la utilización de tres variables estratégicas: el inventario, la planilla y los metros cuadrados de la sala de venta. Posteriormente, estos datos compararlos con el margen de retribución bruto que se genera.

Ejemplo

  • GMROI = margen bruto sobre inventario
  • GMROL = margen bruto sobre planilla
  • GMROS = margen bruto sobre m2

“Uno de los mayores desafíos que se tiene en el sector retail es que la productividad tuvo un descenso. En el 2014, por cada un boliviano (Bs) que se pagaba de salario, existía una ganancia de Bs 5, actualmente es Bs 4, esto muestra que existe un descenso del 20% en cuanto a productividad por cada salario pagado en el personal”, indicó Stelzer.

Entre las variables que afectan a la productividad de este sector se encuentran el contrabando, los conflictos y bloqueos. En el ámbito del costo de personal, de acuerdo con Stelzer, los años 2016 y 2017 existe una mejora, en referencia al 2015 y esto debido a que fueron años que no se pagó el doble aguinaldo.

Para Leonardo Salvatierra, gerente general de Farmacias Chávez, la automatización, como método de mejoramiento de productividad solo se limita a los centros de distribución. Esto quiere decir que siempre se prescindirá el valor humano y se debe capacitar constantemente para brindar servicio de calidad.

“Más allá de lograr una amplia cobertura nacional, otro de los desafíos para Farmacias Chávez es la innovación, la constante transformación digital, mantener los precios de los medicamentos accesibles, seguir produciendo y aportando al país y generar más riquezas para distribuirlas”, indicó Salvatierra.

A su turno, el presidente de ICC Bolivia, Jean Pierre Antelo, indicó que las inversiones tecnológicas del sector servicios, si bien es una necesidad, no reemplaza el requerimiento de contar con un equipo profesional que pueda permitir tomar decisiones de manera inmediata. Sin embargo, este capital humano debe optimizarse para disminuir los costos y elevar la productividad.

Otro factor importante es la profesionalización de los cargos. De acuerdo con Antelo, el 38% de las empresas tienen un gerente de logística, “Esto quiere decir que, en el resto de las empresas, la logística está administrada por contadores y administrativos que no tienen la experiencia para agilizar este tipo de procesos”, añadió.

El 18% de las ventas de una firma están asociadas a los costos logísticos. En este sentido aseguró que optimizar los tiempos logísticos en el país no son un costo menor y deben ser atendidos tanto por el Estado como por las empresas.

Jerónimo Vaqueiro, gerente general de Tropical Tours, en referencia a la situación actual del turismo como servicio, la industria de hoteles y restaurantes experimentó un crecimiento por encima del Producto Interno Bruto (PIB) del país de manera sostenida desde el año 2008, permitiendo que el estilo de vida en Bolivia y Santa Cruz sea uno de los mejores a nivel latinoamericano.

“Actualmente representamos solamente el 2,4% del PIB en Bolivia, sin embargo, a escala global el turismo es la tercera industria más importante. En el sector aéreo movemos anualmente 230 millones de dólares (MMdd), mediante las agencias de viajes. Esto quiere decir que 5 de cada 10 bolivianos ya vuelan en avión y es un fenómeno importante ya que hace 12 años solo 2 de cada 10 bolivianos lo hacían”, puntualizó Vaqueiro.

Contacto Económico