Imcruz alista salones y oficinas con estrictas medidas de higiene y desinfección

0
365

Imcruz ya cuenta con un detallado plan de bioseguridad para sus oficinas, patios logísticos, salones de venta y talleres de servicio técnico a nivel nacional, que incluye protocolos para cada una de sus actividades una vez se levante la cuarentena. Se trata de una serie de medidas de prevención y cuidados para aplicar en cada área de la empresa, para lo cual el personal ha sido capacitado y equipado para regresar a sus labores con seguridad y garantía.

Las instalaciones tendrán habilitado un único acceso para asegurar el cumplimiento de este plan. Para ello, se monitoreará al ingreso el uso de barbijo, desinfección de calzado, limpieza de manos y control de acceso a personas con temperatura mayor a 37.5 grados.

En los locales con atención al público se instalaron carteles informativos para recordar a los visitantes las principales normas de salubridad, incluyendo señalización en los pisos para delimitar la distancia física recomendada. También se eliminó el material publicitario de los mostradores, para evitar la propagación de agentes contaminantes por esta vía, por lo que los ejecutivos entregarán este contenido directamente a los clientes que lo soliciten, preferente de manera digital.

Respecto a los colaboradores, serán dotados diariamente de insumos de protección, de acuerdo al nivel de riesgo basado en la normativa OSHA. Sus espacios de trabajo tendrán la separación requerida para garantizar la salubridad del equipo. Se fijarán turnos de trabajo diario en salones y talleres, mientras los trabajadores administrativos se mantendrán en la modalidad de teletrabajo; solo el personal estrictamente necesario acudirá a las instalaciones mientras se controla la pandemia.

Maria Inés Carrasco, gerente de Retail de Imcruz, indicó también que el espacio de trabajo de cada colaborador será desinfectado posterior a la atención de un cliente. Además, como parte del plan de prevención, las opciones de testdrive permanecerán suspendidas.

“Estamos combatiendo juntos los retos sin precedentes del COVID-19 e Imcruz está preparada para el retorno a la nueva forma de trabajar. Por eso, hemos elaborado un completo protocolo para contar con un inicio seguro a nuestras actividades laborales, pensando en la seguridad de nuestros colaboradores y clientes”, expresó Carrasco.

La ejecutiva informó también que, en los servicios de post venta, la desinfección de los vehículos se realizará tanto al momento de recibir la unidad como al entregarla; el cliente recibirá un vehículo desinfectado con productos químicos específicos para tal efecto, asegurándoles un trabajo garantizado y bajo estrictas normas de higiene y bioseguridad.

Kreab Bolivia