Empresas bolivianas priorizan el uso eficiente de la madera para crear productos sostenibles

Surimex utiliza la técnica finger joint para ensamblar pequeños trozos, que quedan como residuos y deshechos de madera, para crear marcos de puerta, zócalos, tapa juntas y pallet para exportación.

En un esfuerzo por maximizar el aprovechamiento de los recursos forestales y reducir su impacto ambiental, más empresas optan por el uso de métodos eficientes en el manejo de la madera. Surimex, es una de las empresas que ha logrado utilizar hasta el 96% de su materia prima, pasando los residuos de madera a un proceso de recuperación y lograr fabricar productos como marcos de puerta, zócalos, tapa juntas y pallet.

Todo este proceso utiliza la técnica “finger joint”, lo que minimiza el grosor de cortes de la madera, luego se hace una recuperación de los residuos y desechos que quedan de la madera y se inicia un proceso de ensamblaje (unión de piezas pequeñas de madera de hasta 15 cm) para obtener el tamaño requerido y seguir fabricando piezas largas hasta de 4 metros, a partir de esos pequeños cortes. Este es proceso continuo de recuperación que contribuye a la eficiencia y sostenibilidad del recurso bosque.

«Nosotros nos enfocamos en minimizar los desperdicios y dar una segunda vida a los residuos forestales, esto no solo tiene un impacto positivo en el medio ambiente, sino que también beneficia a la economía local al aprovechar al máximo los recursos disponibles», expresó Ricardo Braun, gerente General de Surimex.

Asimismo, Braun, explicó que toda la materia prima proviene de un plan de manejo sostenible, garantizando la calidad y el cuidado del bosque. Además, en especial la fabricación de pallet cuenta con la certificación NIF15, que es la Norma Internacional para Medidas Fitosanitaria que regula el embalaje de madera utilizado en el comercio internacional, que aseguran la ausencia de plagas y la cadena de custodia que garantiza la trazabilidad del producto.

Los productos fabricados con esta técnica; como los marcos de puerta, zócalos y tapa juntas son comercializados en La Paz, Sucre y Santa Cruz y los pallets son utilizados para transportar productos de exportación como; agrícolas, fármacos, pintura, bebidas y construcción.

«A nivel mundial, los marcos de puerta, zócalos y las tapa juntas se hacen con la técnica finger joint, que es más estable y resistente a los cambios de humedad, pero en Bolivia aún existe resistencia en la población debido a la creencia que estos productos deben ser fabricados de una pieza sólida, lo que generaría más desechos forestales”, explicó Braun.

Destacados

Stay Connected

21,165FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
21,800SuscriptoresSuscribirte
spot_img

últimos artículos

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial