Branko Marinkovic, Álvaro Tejerina y Gonzalo Quiroga son los nuevos ministros de Añez

La presidenta del Estado Plurinacional de Bolivia, Jeanine Añez, posesionó a los nuevos ministros de Economía y Finanzas Públicas; Trabajo, Empleo y Previsión Social y Planificación del Desarrollo, en lo que se considera el último cambio de su gabinete, antes de las elecciones pactadas para el 18 de octubre.

Branko Marinkovic, Álvaro Tejerina y Gonzalo Quiroga, respectivamente, asumieron los cargos luego que Óscar Ortíz, Abel Martínez y Óscar Mercado renunciaron causando una serie de rumores sobre las tensas relaciones que se vive al interior del gabinete de la mandataria, quien se excusó de dar detalles de los cambios, sosteniendo que no existe ninguna crisis entre sus colaboradores y que las personas son libres de asumir las decisiones que mejor les convenga.

Trascendió que uno  de los detonantes para la renuncia de Ortíz fue la poco cordial relación con su colega Arturo Murillo, a quien acusó de haberse puesto al frente del aparato administrativo del país, incluso por encima de Janine Añez y ejecutar acciones que ponen en riesgo el futuro del país, inmiscuyéndose en temas que no le competen como la designación del personal ejecutivo de la presidenta o su marcada tendencia al conflicto como lo demuestra su participación en la destitución del ex Procurador del Estado, José María Cabrera y la forma en la que dirige, desde el órgano ejecutivo, la devolución  de acciones de la Empresa Nacional de Electrificación (Ende)  a los accionistas de la Empresa de Luz y Fuerza Cochabamba (Elfec).

A tiempo de juramentar a los flamantes dignatarios, Janine Añez ponderó la trayectoria de cada uno de ellos, señalando que son personajes muy admirados y respetados por la sociedad boliviana. “Sus actividades tienen que ver con el desarrollo y el progreso del país porque son brillantes profesionales, líderes y creadores de empleos desde siempre”, sostuvo refiriéndose especialmente a Tejerina y Marinkovic.

Branko Marincovi, habrá que recordar, fue un tenaz opositor al gobierno de Evo Morales. Como presidente del Comité Pro Santa Cruz realizó una serie de campañas y movilizaciones que desembocaron en su exilio por más de 10 años en la República Federativa de Brasil. Procede de una familia de empresarios de oleaginosas y también participa en emprendimientos periodísticos como el diario El Día de Santa Cruz de la Sierra.  

Destacados

Stay Connected

21,165FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
21,600SuscriptoresSuscribirte
spot_img

últimos artículos

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial