Unión Europea apoyando al crecimiento sostenible de Bolivia

Semexa, un ejemplo de innovación exitosa en Bolivia

Semexa inicia en el año 1991, como una empresa de investigación genética, con la ventaja de que para ese año no existía tales instituciones en el cultivo de la soya; de esa manera fue necesario crear un programa de indagación donde se introducían variedades de otros países como Brasil. La necesidad surge, ya que los […]

0 comentarios

Editorial

Ordenar nuestras prioridades

En la presente edición publicamos entre otros temas, una proyección parcial de la economía boliviana; un análisis del aparato estatal, la situación de la agricultura y el contexto económico internacional, quedando pendiente para las siguientes ediciones, el tema pecuario, la construcción, los hidrocarburos, minería, las finanzas y otros. La agricultura es la base de la industria alimentaria y de gran parte de las exportaciones de los productos no tradicionales que, en conjunto, generan una importante fuente de empleos y divisas y, en la medida que se la pueda incrementar, contribuirá al mejoramiento de la economía del país y por consiguiente de su población. Sin embargo, esto no será posible, si no logramos ordenar nuestras prioridades anteponiendo el bienestar del país por encima de lo personal. El tema de la reelección presidencial, está absorbiendo tiempo y recursos a gobernantes y gobernados, cada quien cree tener la razón con argumentos fundados en muchos casos sobre el respeto a la Constitución, otros sobre el temor y no pocos sobre intereses egoístas. Bolivia es un país bendecido con recursos naturales, pero no es el único; tenemos el espejo de Venezuela que teniendo mucho más que Bolivia hoy se encuentra en bancarrota, lo que demuestra que la riqueza del subsuelo por sí solo no es suficiente para prosperar; se requiere administrarlo con tecnología y ponderación, pero sobre todo con mucha austeridad y consensuando con la sociedad representativa. Priorizar lo colectivo sobre lo individual, significa desprenderse de apetitos y ambiciones personales, respetando y valorando la integridad física y moral de opositores y oficialistas sin discriminación. Para evitar conflictos que conduzcan a una convulsión social, es necesario que el gobierno administre con sabiduría las diferencias de sus gobernados sin subestimar la inteligencia y capacidad de ninguna de las partes.

El Director

Publicite con nosotros, llamenos al
(591 3)332 4981

Menú de cierre