La metamorfosis de la banca

La participación del dinero en el circuito productivo, es factor determinante para desarrollar la economía de manera constante y, el acelerado o lento crecimiento que se logre se deberá al mayor o menor grado de inclusión de los actores económicos. Tradicionalmente la banca además de ser un depositario de enormes fortunas era solamente una caja de auxilio de las grandes corporaciones, que poco a poco con el transcurrir del tiempo, se ha ido transformando en un fondo de apoyo a las micro y pequeñas empresas, así como a nuevos emprendedores mediante la aplicación de estrategias de socialización, que han permitido incorporar cada vez más usuarios del sistema crediticio principalmente en Bolivia. Sin embargo no podemos dejar de mencionar también, la positiva intervención del Estado durante los años recientes aportando normativas financieras a través de la ASFI y el BCB, que están facilitando incorporar nuevos actores que antaño estaban totalmente excluidos.

El dinero como unidad de medida, se encarga de valorar la cantidad y calidad de trabajo físico e intelectual desplegado en la transformación de los recursos naturales; es la energía que dinamiza el intelecto para inducirlo a la generación de riqueza. De ahí que cuanto más dinero se moviliza ya sea a nivel individual o colectivo, mayor será el desarrollo económico a lograr y obviamente que el nivel de conocimientos y la aplicación de la tecnología, son los aliados más importantes para alcanzar una mayor rotación de este elemento. El crédito juega un papel trascendental para la socialización del dinero y su consecuente incremento, pero las personas que lo utilizan deben tomar conciencia que el mal manejo del mismo también puede ser lapidario. En ese sentido, la feria del crédito que anualmente organiza Asoban con el auspicio de la ASFI y el BCB, cada vez está logrando concienciar mejor a la población en el uso responsable del dinero, cuyos resultados se reflejan en el bajo índice de mora y en un mayor crecimiento económico del país.

Y hablando de grandes eventos, no podemos dejar de manifestar nuestro entusiasmo y expectativa por el Primer Congreso Latinoamericano de Educación e Inclusión financiera a realizarse en los próximos días en la ciudad de Santa Cruz, donde por primera vez esta ciudad congregará a los gurúes de la banca que representan a más de 600 bancos latinoamericanos aglutinados en Felaban, con la finalidad de abordar temas que permitan aplicar nuevas estrategias de inclusión y simultáneamente desarrollar métodos de educación crediticia para el manejo adecuado y responsable del dinero como factor clave de crecimiento. Bolivia hace tiempo que ya se ha convertido en un importante centro de observación financiera, por su gran aporte al mundo como pionero de las microfinanzas. Desde esta columna auguramos muchos éxitos al referido congreso, así como a la VII versión de la Feria del Crédito de Santa Cruz.

El Director

Entradas recientes

Archivos

Menú de cierre