Editorial

Migración y estrategias

La crisis económica que viene experimentando Europa durante estos últimos tiempos, ha invertido el flujo migratorio de ese continente hacia América Latina; ahora vienen muchos más europeos que latinos que van al Viejo Mundo; algunos llegan como turistas en tanto que otros lo hacen con planes de quedarse en busca de oportunidades, sea como trabajadores o emprendedores; situación que debe ser aprovechada por el gobierno boliviano, creando las condiciones necesarias que permitan captar el mayor número de turistas posible que pueden dejar buenas divisas al erario nacional, pero además y lo más importante, que gran parte de ellos se pueden constituir en potenciales inversores en los diferentes rubros que necesitamos activar.

Europa ya copó las oportunidades para los migrantes, ya fue; ahora es América Latina el nuevo paraíso a donde todos quieren llegar; su amplio espacio geográfico escasamente poblado y sus recursos naturales todavía no muy manoseados, son algunos de los principales elementos que hacen muy atractiva a esta región. En esa coyuntura, uno de los rubros más beneficiados resulta ser el inmobiliario, puesto que los migrantes que llegan necesitan viviendas y se requieren más oficinas para los nuevos emprendedores; y es aquí donde el gobierno boliviano debe hacerse notar, aplicando estrategias que faciliten también el desarrollo de otros sectores, especialmente el agroindustrial y de servicios.

Si bien la caída de los precios internacionales de los productos de exportación, así como la reducción de la demanda afecta a los ingresos económicos del país; sin embargo, se puede mantener la tasa de crecimiento inclusive incrementarla, implementando una adecuada estrategia migratoria y turística que permita desarrollar otras actividades productivas y conexas. Obviamente que nada de lo mencionado se logrará, si continuamos con la intransigencia de limitar las exportaciones y si es que no consensuamos una política laboral menos populista y más pragmática, complementada con un estricto control y combate al contrabando en todas sus formas. El desafío está, falta asumirla.

El Director

Entradas recientes

Archivos

Menú de cierre