Sector triguero reafirma posición de implementar biotecnología

El pasado 27 de julio se llevó a cabo, el evento más importante del sector triguero boliviano, el Día Nacional del Trigo, organizado por la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), con el apoyo del Centro Experimental de la Cooperativa Agrícola Integral, Colonias Okinawa (CAICO), junto al Gobierno Autónomo Municipal de Okinawa.

A 101 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, se encuentra Okinawa 1 que fue el lugar donde se desarrolló la muestra, en la misma se apreciaron parcelas demostrativas, nuevos híbridos de maíz y sorgo, fertilización foliar y de base, manejo de suelos y la exposición de maquinaria agrícola; el punto central giró en torno al fomento del cultivo del trigo basados en adelantos tecnológicos para su mejor rendimiento.

En el acto protocolar de la inauguración, estuvieron presentes el Ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, el Secretario de Desarrollo Productivo de la gobernación de Santa Cruz, Luis Alberto Alpire, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, Freddy Suarez, el Alcalde de Municipio de Okinawa, Raúl Condori y el presidente de Anapo, Richard Paz Aponte; entre otras representaciones más del sector agrícola. En esta vigésima quinta versión, se recalcó la importancia que marca el trigo y sus demás derivados en la economía nacional como el de la seguridad alimentaria.

Un poco de historia

Desde el año 1993, se comienza esta travesía de comprometer, integrar al sector, en aras de un bien común, la misma, era parte del Plan Quinquenal del Trigo apoyada en su creación por el Proyecto USAID de aquel entonces y ejecutada por Anapo y CIAT. La iniciativa surgió por la misma experiencia de los técnicos en hacer seguimiento en el campo, la investigación, extensión y soporte técnico, vieron la necesidad de un evento donde se pueda acceder a los productos e insumos para el cultivo y los avances tecnológicos; todo en un solo lugar. Aquella inquietud fue tomada y discutida por el directorio del comité del Plan Quinquenal llegando finalmente a su aprobación.

“El primer día nacional del trigo fue organizado en el año 1993, en la propiedad vecina, en paraíso de la empresa fino, donde en el marco de las actividades del primer plan quinquenal del trigo, lo implementamos como un escenario de difusión de tecnología para todos nuestros productores”, recordaba enfáticamente el presidente de Anapo, Richard Paz, a tiempo de agradecer a todas las entidades publicas y privadas por su acompañamiento durante estos años.

Importante aporte al PIB

Desde aquel entonces se vino realizando cada año el evento, dando resultados positivos en el impulso económico al país, en un principio manteniendo el perfil bajo. En la gestión de 2017, las actividades económicas que impulsaron a la variación positiva del 4,2 % del Producto Interno Bruto (PIB), fue la del sector agropecuario, principalmente con un 7,6 % ocupando el primer lugar; cabe mencionar que el mismo ha sido fuente principal de empleos en ese período; así lo señalaba Luis Alberto Alpire, en su intervención en la inauguración de la feria, “vale la pena resaltar que en la dinamicidad del sector agropecuario es donde se genera la mayor demanda de empleo; un tercio de la PEA (Población Económicamente Activa) ostenta el 26% y tanto como los sectores mineros e hidrocarburos sólo reflejan 1,8%; es decir que 100 mil empleos genera el sector hidrocarburos y minería y 1 millón 600 mil empleos genera todos los años el sector agropecuario”, agregó. Y anterior a este registro el sector había copado en más del 50% de la demanda nacional en el año 2015, siendo un récord en su historia como sector; actualmente no se supera ese copamiento, según el ministro de desarrollo rural y tierras, César Cocarico, se llega a cubrir una media de sólo el 40 % de la demanda nacional de 700 mil toneladas año. Sin embargo, aquello es algo que puede ser superado, indicaban los representantes del sector, así como de la gobernación quienes coincidían al indicar como tema pendiente el contrabando y la sequía para obtener resultados óptimos en pro de la seguridad alimentaria.

Factores adversos

El contrabando, es consecuencia de la devaluación de las monedas de los países vecinos, explicaba Alpire, en alusión a lo que la CAO identificaba como causa de estancamiento en abastecer a la demanda nacional, “del tipo de cambio que tienen los países limítrofes como la Argentina y Brasil; Argentina hasta el lunes pasado 23 de julio ha depreciado su moneda en 552%, el Brasil en  114%; por eso se explica que el año 2017 hubo 626 millones de dólares de importación de alimentos, diferentes a la del año 2006 donde sólo llegaba a los 236 millones de dólares, lo triste es que no sólo se importa formalmente, sino que es el contrabando el que impera y desgraciadamente en este país tenemos alimentos por doquier”.

Otro punto y sin duda el más perjudicial, es el factor climático; inundaciones y sequias son recurrentes; actores como las organizaciones sociales del sector, la gobernación, la CAO y Anapo, coincidieron en mencionar todos estos aspectos, y también en recomendar, la implementación de biotecnología y la liberación total de las exportaciones de soya y sus derivados. Richard Paz lo recalcó, “Actualmente en el sector productivo nos encontramos en una situación complicada por la sequía prolongada que está afectando las 690 mil hectáreas sembradas en esta campaña de invierno, con los cultivos de trigo maíz sorgo y girasol; infelizmente ocasionará una disminución de 430 mil toneladas de grano y una afectación económica de al menos 90 millones de dólares que los productores dejaremos de percibir como ingreso, además se nos suma la coyuntura del mercado internacional con una caída considerable de los precios para nuestros productos”. Es bajo estos argumentos, que el ejecutivo de Anapo enfatizó esa imperiosa necesidad replicada en varias oportunidades durante el mismo desarrollo del evento.

TBIO Sossego su principal novedad

En la versión pasada se hizo la presentación de la variedad de TBIO Mestre, en esta oportunidad se realizó la entrega oficial de otra variedad no menos importante denominada TBIO Sossego, la cual es el resultado de la investigación realizada en alianza tecnológica de Biotrigo del Brasil y Anapo.

Esta variedad de trigo, tiene características de alta resistencia a las principales enfermedades del cultivo, como la Pyricularia, que es la enfermedad que causa mayores pérdidas en el rendimiento del cultivo de trigo, es ideal para siembras tempranas. Se cuentan con más de 200 hectáreas sembradas en diversos campos comerciales en esta campaña de invierno. La compañía brasilera es una de las alianzas que mas resultados brindó, uno de los antecedentes para decidir este enlace tecnológico, es la gran presencia en su país y además de ser un importante referente sudamericano de investigación de fuentes de resistencia a las enfermedades de cultivo, no por nada actualmente tiene presencia en Bolivia, Paraguay y Estados Unidos; “para esta versión hemos querido destacar la entrega de la nueva variedad de trigo denominado TBIO Sossego como un resultado más de la alianza tecnológica que tenemos con Anapo con Biotrigo genética de Brasil para introducir al país genética de alto potencial productivo y con tolerancia a las principales enfermedades que nos aquejan , recalcar que esta entidad tiene copado el 80 % del mercado triguero de Brasil, o sea mejor aliado no podíamos haber encontrado”, destacó el representante de Anapo.

Urge el uso de biotecnología

Sin duda que el evento tiene atisbos de marcar una gran presencia nacional, sin embargo, es importante que, para que el crecimiento sea más eficiente, se debe implementar más biotecnología de última generación en el cultivo, es así como la CAO reflejaba su punto de vista en el desarrollo de este evento a través de su presidente Freddy Suarez quien además recalcó el rol de los agricultores y su esfuerzo de no decaer, “las proyecciones de la FAO indican que en los próximos 10 años, el precio tendrá una tendencia creciente y esto es una alta preocupación para nuestra población por tener un consumo elevado de este producto, por esta razón es fundamental que trabajemos para depender cada vez menos de las importaciones de trigo , porque cada vez resulta más caro este alimento para la población.  Valoramos el esfuerzo que realizan los productores que se dedican a este cultivo que pese a las dificultades que aun persisten, arriesgan y contribuyen en evitar que salga de nuestro país una mayor cantidad de divisas”

El insumo estrella

Así mismo, otros de los puntos que rescataron los mayores protagonistas del evento, fue el aporte de la “Urea” de la planta de Bulo bulo; indicando que existe la inquietud de implementar un plan nacional de uso de fertilizantes. “Los productores necesitamos utilizar más y mejor la urea y poder acceder a un precio realmente justo, mínimamente al mismo precio de exportación al Brasil, así podríamos incrementar en un 50 % en el consumo de urea en el mercado interno, logrando masificar su uso en los diversos cultivos e incrementar de forma considerable la producción de alimentos”, destacó el presidente de Anapo ponderando también, sobre la importancia de la articulación de fuerzas entre actores públicos y privados para fomentar la producción.

Finalmente, todos los expositores concluyeron que esta actividad es la más importante en el país por su fomento y visión de producción y colaboración continua; que los resultados del evento de año por año se ve reflejado en las estadísticas de crecimiento económico, y recomendaron también no dejar de lado a este sector que en un futuro acabaría siendo el sustento económico del país con las políticas adecuadas. Cerrando el acto protocolar, felicitaron a todos los agricultores que a pesar de las adversidades siguen perseverando.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre