Unión Europea

Unión Europea

Unión Europea apoyando al crecimiento sostenible de Bolivia

Una entrevista exclusiva de Contacto Económico con el Embajador de la Unión Europea para Bolivia León De la Torre Krais, donde explica que Bolivia ha emprendido un camino muy importante de transformación económica y social, alcanzando resultados extraordinarios en la lucha contra la pobreza y una integración social fundamental, con una sociedad más cohesionada que es la base de un Estado con renta media y está dejando de ser un país en vías de desarrollo.

Uno de los deberes es mantener ese esfuerzo, para ello se tiene que seguir este lineamiento de políticas sociales ya emprendidas y apostar por la diversificación, la formación escolar y universitaria, para un mundo cada vez más competitivo.

Con un mercado más abierto permitirá ser más agresivos con el intercambio de productos y servicios generando más renta para el país y una economía sostenible y diversa; el camino es la industrialización como se observa en la proyección presentado por el Estado hacia al 2025, de este modo se garantiza el crecimiento a futuro.

Para La Unión Europea, Bolivia es el socio más importante en la región, en términos de cooperación, pero existe la necesidad de diversificar nuestra relación, que no sea solamente de cooperación al desarrollo, que es fundamental, sino de incrementar nuestra correspondencia económica, comercial, de inversión y perfeccionar profundizando nuestro diálogo político que se tiene con toda la región como el Celac, Mercosur, La Alianza del Pacífico, con Centro América, promoviendo la integración regional.

“Hay un constante seguimiento a Bolivia por las relaciones de migración que tenemos y eso nos crean unos lazos no solo institucionales y económicos, sino también sociales, recordemos que en España hay más de 200.000 bolivianos, confiando en la consolidación y diversificación de una economía sostenible y una profundización del sistema democrático en ambos sentidos en lo político y lo económico” afirmó el embajador para Bolivia de la Unión Europea León de la Torre Krais.

Relacionamiento

Del total del apoyo presupuestario que presta la Unión Europea, el 80% va dirigido al gobierno y sus instituciones, según requerimiento, y esa es la muestra de la confianza que se tiene con la ejecución de los proyectos de cooperación por las autoridades bolivianas en ámbitos específicos como es el medio ambiente y el agua, en el desarrollo integral de la coca y lucha contra el narcotráfico y otros sectores; el restante 20% va dirigido a impulsar proyectos en el sector productivo.

También se apoya autoridades locales, ONGs, sociedad civil, entre otros, y esto convoca a tener un países desarrollado y fuerte. La cooperación de su último paquete ascendería a más de 300 millones de dólares de cooperación directa y luego están los proyectos regionales que se los ejecuta en las diferentes regiones del país.

Exportaciones

La relación con Europa esta basada en un régimen bilateral, donde Bolivia es el único país en Latinoamérica que no tiene un acuerdo comercial o de asociación con la Unión Europea con el sistema de preferencias especializado PLUS, que permitiría que la totalidad de los productos bolivianos gocen de una libertad de tasas al mercado europeo, sin embargo, se comprobó que son pocos los productos del país, existe muy poca diversificación e insuficiente cantidad, “nos gustaría estimular las exportaciones bolivianas, a través de actividades dando a conocer los mecanismos que existen, los pasos que hay que dar para los grupos de exportadores, para aumentar la capacidad exportadora a Europa”, afirmo De la Torre.

Sería muy conveniente que Bolivia diversificara su producción, añadiendo valor a su mercadería, ya que la oferta solo se basa en materias primas y la excesiva confianza comercial en 1 o 2 productos, prácticamente un mono cultivo. Se debería aprovechar los benéficos de esos productos sobre todo del gas, para invertir en más industrialización y de esa manera crear nuevos mercados.

“Nosotros siempre vamos a apoyar a Bolivia en sus esfuerzos comerciales, también en la integración del país a los mercados regionales, para que los productos lleguen a más consumidores, porque consideramos que hay una demanda de la producción boliviana, tanto de tradicionales, como no tradicionales, recomendamos realizar inversiones y legislaciones para ser más atractiva la inversión comercial, desenvolviendo algunos productos a través de la denominación de origen, para que adquiera un mayor valor y se pueda exportar a un menor precio. Estas experiencias lo hicieron otros países de la región y es el camino correcto que debe seguir”, concretó De la Torre.

Transacciones europeas

Bolivia lo que importa de Europa son bienes elaborados, como maquinaria para el agro, industria entre otros y servicios donde Europa es uno de los mayores suministradores, pero la relación comercial es relativamente baja con Bolivia, pero se espera que se incremente por el alto potencial productivo.

Otra de las metas es la inversión extranjera, donde Europa siempre fluctúa entre el 50% a 80% de toda la entrada de capitales internacionales de manera directa y eso nos sitúa como líderes en inversión, pero esta sigue siendo el menor en la región; para dar una idea un país que tiene la inversión extrajera similar es Honduras, Perú la tienen siete veces más y Paraguay que es el país con la más alta inversión extranjera.

Hay que resaltar la labor que realiza Bolivia para volverse más atractivo para los inversionistas, pero en este ámbito rige el principio de competitividad, si en otros países su marco regulatorio es más atractivo, los inversionistas irán donde se les de las mejores condiciones; “todavía queda un camino largo por recorrer, aumentando la diversificación y la calidad de la producción boliviana, bajo las normas y regulaciones que exige el mercado”, agregó De la Torre.

Infraestructura

La inversión en infraestructura en los últimos años ha sido muy importante en especial en vinculaciones de carreteras, todo eso va permitir que los productos salgan con mayor facilidad y efectividad. Algo que se tiene que trabajar mucho es el sector del turismo, donde Bolivia tiene un mercado muy importante, con el mejoramiento de la conectividad, por ejemplo, revisando las líneas de aerolíneas extranjeras que llegan a países vecinos con las que arriban a Bolivia el número es muy bajo.

El primer paso para aumentar el turismo, es mejorar las conexiones y precios más competitivos, ya que se puede observar un sobre importe en los pasajes aéreos con relación a otros países que dificulta la llegada del turista extranjero.

Liberación de normas

En cuanto a las regulaciones, La Unión Europea recomienda que se libere él comercio y esto va a permitir el intercambio de bienes y servicios, facilitando al país mejorar su balance comercial, garantizado por un marco jurídico estable, previsible y transparente. Eso es fundamental para los que vienen arriesgar sus capitales.

La leyes específicas que en los últimos años ha tomado el gobierno nacional para fortalecer la inversión, han tenido un efecto positivo, pero todavía se necesita una legislación específica, que ya existe en todas las regiones y no hay que inventar nada específico para mejorar el comercio exterior, “nosotros respetamos la soberanía, pero sugerimos adoptar esos marcos regulatorios, la Unión Europea está basada en un mercado único y estamos seguros que nuestro éxito es la liberación del comercio y de las barreras fronterizas, que los países se integren comercialmente”, asintió el representante de la Unión Europea.

Ya son dos años de que empezaron los tratados bilaterales de garantía recíproca de inversiones, y hasta la fecha no se ha presentado el modelo alternativo por parte de Bolivia, el cual es muy necesario, especifico y homologable internacionalmente, que es primordial para la entrada de nuevos capitales.

Apoyo a la producción y exportación

Se realiza experiencias en distintos puntos del país, intentando estimular a los productores bolivianos se acerquen al mercado europeo, participando en ferias, como las dedicadas al turismo y creemos que Bolivia debería hacer presencia en esos espacios como la feria que se realiza en el Reino Unido o el Fitur en Madrid, donde la presencia de Bolivia volvió después de varios años, estos escaparates mundiales dan a conocer el fortalecimiento y las virtudes del país.

La Unión Europea también apoyó con la creación de su nueva marca país, un proyecto europeo que busca ayudar a los países a definir imagen internacional, como es el caso puntual de “Bolivia corazón del sur”, donde se tuvo una participación clave para su éxito, beneficiando al país.

Narcotráfico

Es una preocupación global de responsabilidad compartida y en Bolivia se encontró un socio que ha encarado este fenómeno de una manera propia y específica, con un modelo que ha permitido en los últimos años reducir y contener las cifras de aumento de coca y el desvío del excedente a la producción de cocaína, que sobre todo llega a Brasil y a Europa.

Reconocemos el esfuerzo que hace Bolivia de sociabilizar, respetando siempre los derechos de las poblaciones y los productores, con la especificidad que existe un régimen especial único que reconoce una cierta cantidad de coca para el consumo de manera tradicional, lo cual no existe en otro país, “la preocupación es el excedente que se lo dedica a la producción de cocaína y esa responsabilidad la compartimos desde hace varios años y con otros actores como Naciones Unidas que permiten decir que hasta el momento se ha podido contener la producción de coca en Bolivia”, afirmó el embajador.

AL – Invest

El Programa AL-INVEST es uno de los proyectos de cooperación internacional más importantes de la Comisión Europea en Latinoamérica. Inició en 1994 buscando atraer inversiones europeas a Latinoamérica y con el tiempo, viendo las realidades de la región, cambió para promover la internacionalización e impulsar la productividad de decenas de miles de micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) de América Latina.

En 2015, la Comisión Europea lanzó la licitación para la quinta fase de este programa: AL-Invest 5.0: un crecimiento integrador para la cohesión social en América Latina, y el consorcio de 11 organizaciones internacionales que coordina la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz, Bolivia (Cainco), ganó la licitación para ejecutar el proyecto en todo Latinoamérica. “La cual esta realizando una excelente labor, la confianza en una ejecución prudente y de gran profesionalismo marca nuestra confianza con instituciones privadas bolivianas como este caso Cainco”, puntualizo De la Torre.

Deja un comentario

Menú de cierre