Promoviendo la exploración y explotación en beneficio del país

Bolivia apunta a abrir un nuevo ciclo en la exploración de hidrocarburos, contando ya con los fondos para su inversión, y su objetivo es realizarlo sin afectar territorios que concentran importantes reservas con un novedoso método amigable con el medio ambiente.

La disminución de los precios internacionales del petróleo provocó una caída sustancial en los ingresos de los países productores de gas natural frente a un mercado donde la demanda energética sufre cambios esenciales.
Ante ello, el gobierno boliviano se ha visto obligado a introducir modificaciones en su política hidrocarburífera, con una ley sectorial y en una cuantiosa inyección de inversiones para reponer la reposición de reservas, aumentar la producción, industrializar el gas y abrir mercados.

Exploración

Se incorporará una política de incentivos, renovadas disposiciones para la ampliación de la superficie exploratoria y la suscripción de contratos, lo que flexibilizará las posibilidades de exploración en áreas protegidas y reducirá los plazos en la denominada consulta previas a los pueblos indígenas.

Con una recuperación paulatina de los precios internacionales de petróleo, las inversiones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) llegarán a 14.000 millones de dólares, de los cuales cerca de 2.000 millones serán destinados a exploración a cargo de la petrolera estatal.

Inversión

Las inversiones que realizarán las petroleras YPFB y sus subsidiarias, además de las operadoras privadas, será mayor a 2.000 millones de dólares y se priorizarán las actividades de exploración, explotación e industrialización.

Se concentrará un nivel de exploración alto, por el mismo hecho que el mercado lo requiere para poder tener reservas y de este modo seguir adelante con la exploración de mercado que se tienen previstos en Bolivia.

“Estamos con inversiones superiores a los 2.000 millones de dólares en el sector de hidrocarburos el próximo año (por 2017), somos muy ambiciosos con un fuerte énfasis en el tema de exploración, explotación y la industrialización”, explicó Óscar Barriga, presidente de YPFB.

La estatal programó para 2016 una inversión en el sector de hidrocarburos de 2.411 millones dólares, de este monto, a Casa Matriz le correspondió 887,5 millones, las empresas filiales y subsidiarias con 995,2 millones y las operadoras privadas con 568,3 millones.

Del total de inversión programada, el 59% se destinó a proyectos de exploración y explotación de los hidrocarburos; el 15% a industrialización, el 14% al sector del transporte de hidrocarburos, y el 12% restante a otras actividades como refinación, comercialización, distribución, almacenaje y otros.

Inversión a 2025

Para el período 2016-2025, el Gobierno proyectó una inversión de 31.000 millones dólares en el sector de hidrocarburos, más del 60%, alrededor de 19.000 millones de dólares, serán para la exploración y explotación.

De los 19.000 millones que serán destinados a tareas de exploración y explotación, el Estado asumirá la ejecución de 11.000 millones, 58% del total, y los restantes 8.000 millones de dólares por las petroleras privadas que tienen contratos de operación en Bolivia.

Nuevos métodos de exploración

Yacimientos utiliza el método geofísico aéreo SFD en las operaciones exploratorias para adquirir datos en el territorio nacional. Será la primera experiencia en exploración en los nueve departamentos con un método no invasivo, dicho de otro modo, que no daña al medio ambiente para saber exactamente qué tenemos en esta madre tierra, la cual después de tantos años de saqueo sigue ofreciendo recursos naturales.

La empresa canadiense NXT, dueña de la patente, se ha adjudicado este contrato que tiene una duración de cinco meses, la inversión asciende a 16,5 millones de dólares. YPFB está cumpliendo a cabalidad el Plan inmediato de Exploración, que son 86 proyectos en 63 áreas nuevas. Con este sistema SFD se va a poder detectar las anomalías, es decir, posible presencia de hidrocarburos.

“El SFD es un método geofísico aéreo, no invasivo, con el que se adquieren datos del subsuelo, que orientan la detección de anomalías asociadas a posible presencia de hidrocarburos que correlaciona la información sísmica existente, reduce el riesgo exploratorio de un proyecto”, explicó Barriga.

El proyecto de adquisición de datos SFD ha considerado todos los plays (zonas geomorfológicas) exploratorios de Bolivia. En otras palabras, este proyecto tendrá incidencia en todos los departamentos del territorio nacional. Se han planificado adquirir 8.732 kilómetros en 112 líneas de vuelo.

El procedimiento de trabajo incluye adquisición de información vía aérea con los equipos (sensores especialmente calibrados para el área que se volará), que se encuentran dentro de un avión, la información es almacenada en discos duros para ser posteriormente cargados en los sistemas de procesamiento de la empresa NXT que se encuentran ya instalados en Bolivia. Los resultados generados serán analizados y evaluados por el equipo técnico de YPFB, en conjunto con los especialistas de soporte técnico de la empresa NXT, con sede en Canadá.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre