33 CLASE marca lineamientos para el Comercio Exterior

El Congreso Latinoamericano de Comercio Exterior (Clace), reunirá a más de 300 banqueros procedentes de América latina, Norteamérica y Europa, donde se realizará conferencias, talleres y Rueda de Negocios.

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) como miembro activo de la Federación de Bancos de Latinoamérica (Felaban), realiza diferentes congresos sobre distintas temáticas como ser banca digital, seguridad, derecho bancario, siendo uno de los más importantes Clace, cuya 33 versión se realizará del 28 al 30 del presente mes en Santa Cruz de la Sierra. Bolivia fue elegida como sede del evento, por el excelente desempeño en congresos anteriores como el Primer Congreso Latinoamericano de Educación e Inclusión Financiera (CLEIF), que fue todo un éxito a nivel internacional, lo que dio pie para realizar este encuentro internacional.

Nelson Villalobos secretario ejecutivo de Asoban, señaló a Contacto Económico que Clace se ha consolidado como uno de los escenarios más calificados y de mayor prestigio sobre Comercio Exterior en el ámbito financiero latinoamericano, tanto por la talla de los participantes como por los temas que aborda. Se trata, de uno de los tres eventos más importantes de la programación anual, siendo organizado por el Comité Latinoamericano de Comercio Exterior y Asoban.

Temáticas

Entre los temas que se tratarán en Clace, están las nuevas políticas de intercambio en el comercio, nuevas tecnologías, cambios en el ámbito regulatorio, normas de cumplimiento para el comercio internacional que cada vez están mucho más exigentes. “El Congreso es una suma de conocimientos, capacitación, interrelacionados entre entidades financieras de la región, empresarios que se encuentran en el rubro de las exportaciones e importación y sobre todo, actualizado con un debate sobre la modificación de los nuevos términos del intercambio comercial, abriéndose la posibilidad de reuniones de negocios”, admitió Villalobos.

Desafíos

Para la banca nacional e internacional, es un gran reto ser actores en la discusión de todas las regulaciones del ámbito mundial, participando activamente en las modificaciones de los Incoterms, normas de cumplimiento, sobre prevención en el lavado de activos y una serie de aspectos que hacen al flujo de dineros y medios de pago, que se encuentran asociados al comercio internacional, que son abordados en congresos y permiten a la banca estar a la vanguardia.

En nuestro país, muchas empresas y particularmente las PyMes, aún enfrentan dificultades y obstáculos para acceder a los mercados mundiales, entre ellos, el desconocimiento de los mecanismos de intercambio, de la regulación de cumplimiento, Incoterms y de otros temas que pueden potenciar la capacidad de participación de las empresas en los mercados de manera más eficaz.

“Hoy en día el comercio internacional atraviesa un complejo momento, con seguridad las repercusiones del mismo se sentirán de una manera u otra en el negocio al interior de la banca, de nuestras economías y en nuestra región. El creciente intercambio en la economía mundial exige un mayor conocimiento y una mejor preparación de todos los agentes del comercio”, indicó Villalobos.

Nuestro objetivo como Asoban es el de reafirmar a Bolivia como referente en la región para la organización de los Congresos de Felaban, logrando la presencia de conferencistas y expertos reconocidos a nivel internacional. En este ámbito el reto de la banca al organizar este congreso es poner en el escenario regional a Bolivia como un participante serio en el Comex mundial.

Rueda de Negocios

Se estima que el evento congregará a 300 participantes entre representantes de la banca, empresarios, importadores y exportadores que, al momento de inscribirse, podrán concertar citas con la institución que desean conversar. Esta rueda de negocios brindará oportunidades de acceder a líneas de crédito y acceso a financiamientos, lo que va a permitir entrar en una dinámica eficiente dentro del contexto internacional.


La banca como impulsora del comercio internacional

El VII Congreso Latinoamericano de Comercio Exterior, se constituye en un espacio de discusión y reflexión en temas relacionados con el intercambio de productos y servicios entre los países, con la participación de investigadores nacionales e internacionales, promoviendo la conformación y consolidación de redes de investigación.

Ronald Gutiérrez presidente de Asoban e integrante del Directorio de Felaban, señaló que Clace permitirá establecer un espacio de capacitación para los asistentes, mediante el desarrollo de talleres y conferencias específicas, reflexionando sobre las ventajas y el potencial exportador que tenemos de cara a los nuevos tratados, dentro de Latinoamérica, con una visión amplia sobre las oportunidades de negocios de comercio internacional, posesionando al comercio exterior, como una actividad estratégica, cuyos resultados son visibles en el desarrollo y competitividad del país y sus organizaciones.

“Este tipo de congresos sirven para potenciar a los más pequeños desde la experiencia de los países más grandes; el manejo del comercio exterior depende de políticas adecuadas de los actores para poder facilitar el intercambio de productos y esto se da a través de tratados y convenios”, admitió Gutiérrez.

Clace promueve estos acuerdos dando validez internacional al desarrollo del comercio exterior, tanto para países desarrollados como a los que se encuentran en condiciones inferiores, este congreso impulsará desde la banca a los actores del Comex que son los importadores y exportadores, con nuevas formas de manejar las formas de pago a través de financiamiento bancario.

Se necesita hablar de las nuevas tecnologías y plataformas, las cuales deben ser socializadas desde los bancos globales a la banca latinoamericana y todo esto de la mano de contratos claros sobre términos de comercialización internacional.

Servicios bancarios poco conocidos

En años recientes se han diseñado herramientas que facilitan el comercio exterior, además de los préstamos, las entidades bancarias cuentan con diferentes instrumentos que facilitan los negocios internacionales.

Germán Peñaranda catedrático en comercio exterior de la UCB, señala que “muchos de estos instrumentos que facilitan el Comex en Bolivia son desconocidos por los empresarios; algunos solo conocen el préstamo, pero existen muchas otras herramientas que los bancos ofrecen y que la regulación permite; el desconocimiento provoca la lentitud en la logística y la cadena de distribución de suministros y por ende nos vuelve menos competitivos”, explicó el docente universitario.

Una de estas herramientas diseñadas para el comercio exterior y la más común, se llama recepción de transferencia electrónica internacional, los exportadores pueden cobrar el monto que les deposita un comprador en el exterior, pero se emplea cuando ambos ya tienen una relación y el cobro se puede hacer el mismo día del depósito y sin intermediarios.

Otro instrumento se denomina liquidez inmediata a través de la negociación en Certificados de Devolución Impositiva (Cedeim), se trata de un incentivo gubernamental que en los dos años recientes se ha incrementado en un 40%. “En 2014, repartía estos Cedeim hasta 1.295 millones de dólares y en 2016 subió a casi 1.800 millones”, explicó Peñaranda.

A través de estos documentos, los empresarios reciben la devolución de los impuestos y aranceles vinculados a su actividad exportadora, para hacer líquido el beneficio, el exportador debe esperar desde que recibe el certificado hasta el momento en que paga sus impuestos. Estos títulos se pueden hacer líquidos antes a través de la banca privada.

Otros servicios

Están las cartas de crédito, los giros y transferencias, las cobranzas documentarias, los cheques del exterior y las remesas. La carta de crédito para la exportación es un convenio en virtud del cual, un exportador o beneficiario recibe un compromiso de pago de parte del banco para exportar su mercancía siempre y cuando cumpla con los términos y condiciones impartidas por un importador u ordenante.

Las Cartas de Crédito de exportación, a diferencia de la Recepción de transferencia electrónica, sirven para iniciar una relación entre un exportador y su comprador externo. “Es un medio de pago que se instrumenta a través de otro banco en el exterior, el que traspasa un documento al banco y éste da el documento de garantía al exportador boliviano”, afirmó Peñaranda. Las cartas de crédito de importación se usan en el caso inverso, por ejemplo, cuando un exportador boliviano necesita importar maquinaria, en cambio, las Cartas de Crédito stand by se usan para temas financieros.

Otro producto es la llamada Cobranzas, que pueden ser Simples y Documentarias, bajo este servicio, el banco funciona como courier, pues canaliza el envío de documentos comerciales y/o financieros entre el exportador o vendedor y el importador o comprador, a través de bancos nominados, estos son documentos entregados al comprador en el momento que pague o se comprometa a pagar de acuerdo a las instrucciones impartidas y el servicio de cobranzas hasta el país del comprador, para que éste emita el pago, este servicio se emplea para operaciones pequeñas.

En cambio, los Giros y Transferencias, son remesas de fondos a favor de un beneficiario en el exterior, ello a partir de un solicitante que es el cliente de la entidad; la operación también puede darse en sentido contrario cuando una persona envía dinero desde el exterior. En las entidades que se especializa en micro finanzas se lanzó el servicio de transferencias para comercio exterior, donde se puede enviar o recibir entregas del exterior. Los clientes que han utilizado el servicio de transferencias básicamente, son empresarios Pyme, que se desempeñan en el sector comercial.

El uso de estas herramientas, se ha masificado debido al fortalecimiento de la confianza entre los compradores y vendedores, sin embargo, cuando no hay esa confianza se requieren otro tipo de instrumentos que se planean lanzar a corto plazo y de esa forma fortalecer y rellenar las deficiencias con respecto al financiamiento de créditos del comercio internacional. El servicio de Cheques del exterior surgió a partir de solicitudes de los clientes del banco, el que emite cheques en dólares de Estados Unidos, plaza Nueva York o Miami, girados por bancos de primera línea en Estados Unidos.

Opciones para hacer negocios con Norteamérica

Los exportadores bolivianos que quieran llegar al mercado estadounidense, pueden aprovechar la oportunidad que ofrece el Sistema General Preferencial (SGP), que fue renovado por el actual presidente norteamericano hasta noviembre de 2017. Este da oportunidad para que Bolivia pueda exportar 3.500 productos con aranceles preferenciales, lamentablemente Bolivia está aprovechando solo 35 partidas.

El Estado fortalece el crédito empresarial para fomentar la exportación

El progreso de Bolivia es gracias a un coherente manejo de la parte económica y está bajo la supervisión constante, para que este beneficio llegue a todos los bolivianos y se inspeccione a todas las entidades financieras de Bolivia, de esto no escapa el tema de la financiación del comercio exterior y se analiza las operaciones del mismo.

Lenny Valdivia, directora general ejecutiva de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), dice que uno de los sectores con mayor crecimiento en los últimos años fue el comercio exterior donde se destaca la minería, hidrocarburos y la parte agrícola, las que recurrieron a préstamos y créditos constantes de la banca.

La ASFI en el 2012 empezó a potencializar el crédito productivo, dedicado al sector con mayor crecimiento del país, por ejemplo, el agro y más específicamente la soya, la cual se exporta por millones de toneladas. Esta determinación del Estado ayudó a la banca a desplegar una cartera y un nuevo nicho de negocios muy favorable y al emprendedor mayor seguridad jurídica.

“El crédito para capital de inversión está destinado a cubrir necesidades de financiamiento para el pago por concepto de maquinaria y equipo u otros bienes duraderos, para incrementar o mejorar la capacidad productiva o de ventas a mediano y largo plazo. Mientras que el de operaciones está dirigido para el pago por concepto de insumos, materia prima, mano de obra y otros, el cual es a corto plazo”, afirmó Valdivia.


La Banca debe innovar y potencializar a los emprendedores

El Congreso Latinoamericano de Comercio Exterior (Clace) a efectuarse a fines del presente mes, ha despertado mucha expectativa en el sector intelectual, así como en el empresarial, principalmente en el gremio exportador y no es para menos; entre el 2015 y 2016, el comercio exterior boliviano tiene un déficit comercial acumulado de 2 mil millones de dólares y su matriz exportadora sigue siendo totalmente primaria.

Sin embargo, se avizora una lenta recuperación hasta el primer semestre del presente año con las exportaciones tanto de hidrocarburos, minerales y de los productos no tradicionales, de acuerdo a comentarios vertidos a Contacto Económico, por parte Antonio Rocha Gallardo, expresidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior IBCE y recientemente nombrado presidente de la Cámara Regional de Despachantes de Aduana de Santa Cruz (CRDA).

Urgente, cambiar nuestra matriz exportador

El 90% de la exportación de hidrocarburos es gas natural y en el caso de la minería el 80% corresponde a minerales en bruto, entre los que se encuentran el plomo, plata, zinc y estaño entre otros. Lo que Bolivia está exportando es materia prima y no hay una generación de valor agregado, por consecuencia no se desarrolla la tecnología en el sector metalúrgico, como ejemplo la principal exportadora de minerales la minera San Cristóbal, la mitad de lo que exporta es tierra y la otra mineral, no hay ni siquiera la División de los minerales.

En el sector no tradicional aún no se ha despegado hacia un sector industrial y de servicios, donde se dé valor a la materia prima; tomando por ejemplo las oleaginosas, uno de nuestro principal producto de exportación es el grano de soya, torta de soya y el aceite crudo, pero no exportamos una cantidad de productos derivados de este grano, como el aceite refinado, mezclados, purificados, etc.

No exportamos productos de consumo sino insumos para la industria del exterior, las que nos venden ya mercadería procesada con mayor valor que los insumos que comercializamos. Se tiene muy poca oferta exportable de alto valor agregado y no hemos sido capaces de desarrollar tecnología, ni el know-how para generar una plusvalía a nuestros productos.

Las expectativas de Clace y el papel de la Banca

Antonio Rocha, tiene mucha esperanza que en el foro de Clace, se pueda mejorar la visión que tiene la Banca sobre el comercio exterior boliviano. Actualmente no hay proyectos innovadores que generen exportaciones con valor agregado que den un alto impacto de producto, que ayudarían a generar  condiciones favorables a la inversión, las mismas que potenciarían aún más la industria; por supuesto que procesaríamos mejor nuestros productos dando mayor precio y competencia en el mercado internacional.

Es menester desarrollar los proyectos enfocados en el mercado interno y ese tiene que ser un rol importante. “Nuestra banca también es primaria porque desarrolla ciertos segmentos del mercado como el sector inmobiliario, infraestructura vial o en el caso del sector agrícola la producción de materias primas básicas y muy poco apoyo a la innovación”, afirmó el dirigente empresarial.

Se debe crear fondos de inversión y apoyar, la banca es confiada en respaldar sus préstamos en activos fijos y no es volcada a financiar proyectos emprendedores, nuevas iniciativas que puedan generar alto valor a las exportaciones de Bolivia.

El Congreso de Comercio Exterior, esperemos que facilite y apunte a financiar proyectos que realmente beneficiarán al sector exportador de Bolivia, “pensamos que eventos de estas características deberían ser un tema constante, porque ayuda a cambiar la óptica de los actores y se puedan implementar nuevas políticas para mejorar nuestro Comex”, puntualizó Rocha.


BCP, experto en negocios internacionales

El Banco de Crédito (BCP), pertenece al grupo financiero Credicorp, corporación líder en Latinoamérica al que pertenece el Banco de Crédito del Perú, condición que le permite mantener una relación con una amplia gama de bancos del exterior; sumando experiencias y conocimientos, con un seguimiento constante a las nuevas tendencias que se van dando en el mundo entero, con productos innovadores que benefician a los usuarios dentro y fuera del país.

“Las mejores condiciones y ofertas en productos, nos destacan como líderes en el mercado y nos consolida para seguir insertando nuevos servicios aún más especializados, relacionados al comercio exterior”, afirmó Mario Suárez gerente de División Banca Empresa.

El BCP es un banco con posicionamiento internacional que, al combinar experiencias con su similar en Perú, genera condiciones ideales para el desarrollo del Comercio Exterior, trabajando con los bancos más importantes a nivel mundial, otorgando un servicio rápido y eficiente en sus transacciones bancarias, según manifestó Suárez.

Servicios

Por su parte Daniela Soza, gerente de Negocios Internacionales, comentó a Contacto Económico que para el desarrollo de sus actividades reciben el constante apoyo del grupo corporativo al que pertenecen, lo cual les permite no solo el poder implementar mejores prácticas y procesos, pero también estar a la vanguardia en productos nuevos e innovadores que facilitan las transacciones de sus clientes en el comercio internacional.

“Pertenecer al grupo Credicorp nos permite contar con una amplia gama de bancos corresponsales a través de los cuales podemos canalizar nuestras operaciones con el exterior; nuestro manejo y múltiples contactos internacionales con bancos a nivel mundial es digno de resaltar”, señaló Soza.

Acceder a estos bancos corresponsales en la actualidad no es fácil, pues los mismos realizan una evaluación exhaustiva de sus contrapartes y del país al que pertenecen. Actualmente, el BCP tiene un abanico de posibilidades para poder manejar sus operaciones con bancos extranjeros. Entre los productos que ofrece el BCP para sus clientes exportadores o importadores, están las Cartas de Crédito, Cobranzas Documentarias, Transferencias al/del exterior y Cheques Plaza Exterior, como medios de pago que pueden utilizar para realizar sus transacciones con el exterior. También ofrece productos más sofisticados que están al servicio de las empresas para que puedan ejecutar estas transacciones de la manera más segura como son las Cartas de Crédito Stand by y Avales Internacionales entre otros.

Plataformas tecnológicas

El Banco de Crédito BCP cuenta con la plataforma electrónica más sofisticada y segura para las empresas, en la que facilita a sus clientes la realización de sus transferencias al exterior de manera directa y en línea, sin tener que acudir al banco, obteniendo tiempos muy ágiles y competitivos.

Esta plataforma permite a los clientes obtener sus comprobantes en línea y concretar sus negocios con el exterior de manera más rápida, lo cual es altamente valorado en este tipo de transacciones.  Además el BCP trabaja continuamente en nuevos desarrollos y soluciones de negocios para que sus clientes puedan solicitar en línea otro tipo de productos de comercio exterior.

“Brindamos todas las herramientas de seguridad para realizar este tipo de transacciones internacionales, orientados a la compra de mercadería, maquinaria u otro tipo de bienes importantes y que deben llegar de manera muy oportuna a su destino”, puntualizó la ejecutiva bancaria.


Pago de tributos aduaneros a través de medios tecnológicos

La Aduana Nacional desde la gestión 2013 ha implementado nuevas formas de pago, como ser el pago de tributos aduaneros a través de internet, ampliando de esa manera la forma de pago que puede elegir el Operador de Comercio Exterior de acuerdo a su comodidad, como ser cajas físicas del banco o a través de internet.
En la gestión 2017 y continuando con el proceso de modernización tecnológica y con el propósito de brindar un mejor servicio en la atención del pago a los Operadores de Comercio Exterior, la Aduana Nacional en coordinación con el Banco Unión S.A., ha implementado el pago de tributos aduaneros de las Declaraciones Únicas de Importación (DUI’s) a través de Cajeros Automáticos (ATM’s) de esta entidad financiera.

El servicio brinda:

  1. Seguridad en las transacciones.
  2. Minimización de errores en el pago.
  3. Ahorro de tiempo.

El pago en esta modalidad puede efectuarse en cualquier cajero automático del Banco Unión S.A., durante las 24 horas y los 365 días del año, permitiendo de esa manera agilizar los trámites de importación ante las diferentes Administraciones de Aduana, situación que conlleva a mejorar la recaudación de tributos aduaneros en beneficio del desarrollo y seguridad del estado.

El flujo del proceso de este pago a través de Cajeros Automáticos (ATM’s)

Para acceder a esta forma de pago, el Operador de Comercio Exterior deberá insertar su tarjeta de débito o crédito al Cajero Automático (ATM’s) y registrar su clave (PIN), seleccionar el número de cuenta de la cual se realizará la operación, seleccionar en el tipo del servicio Pago DUI Aduana, registrar el número de la Declaración Única de Importación (DUI) en el formato: gestión, código de administración, N° C y confirmar los datos, el Cajero Automático recupera y verifica la información del sistema de Aduana Nacional (N° DUI, datos del declarante y/o importador, fecha, patrón y el importe) confirmando el pago como correcto, para posteriormente imprimir la constancia del Recibo del Pago, comprobante válido para la presentación ante la Aduana Nacional.

Este servicio está disponible en toda la red de Cajeros Automáticos del Banco Unión S.A. a nivel nacional (411 cajeros automáticos), donde el Operador de Comercio Exterior puede utilizar tarjetas de crédito o débito de cualquier entidad financiera nacional o internacional.

Deja un comentario

Menú de cierre