El ahorro y los préstamos continúan en ascenso

inflacion

El crecimiento de los depósitos y la apertura de cuentas de ahorro, muestra que las políticas de educación financiera están dando resultados positivos. Los depósitos bancarios se incrementaron en 20% en los últimos 12 meses y mantienen la tendencia de crecer aún más.

 

Hoy el ahorro y la inclusión financiera forman parte de la estrategia que tienen los bancos para mejorar el acceso a los servicios financieros, porque se convierten en un gran potencial para mejorar la calidad de vida de las personas.

Por ello, en los últimos años las instituciones financieras han dirigido sus esfuerzos hacia este fin, con el propósito de tener un mayor alcance y ampliar el acceso de sus productos a más sectores de la población, tradicionalmente no atendidos por la banca.

Nelson Villalobos secretario ejecutivo de Asoban, explica que con decisiones acertadas de inclusión financiera, se dará un mejor servicio a los   clientes, usuarios y población en general informando sobre los beneficios y los productos que ofertan los bancos, con sus derechos y obligaciones.

En Bolivia existe una buena salud financiera, demostrado por los préstamos y ahorros que continúan en ascenso. Los resultados de este crecimiento se reflejan en los créditos de vivienda y productivo, que se elevaron de manera considerable.

Asimismo, explicó que los depósitos entre 2006 y septiembre de 2016 pasaron de 33.520 millones de bolivianos a 138.518 millones de bolivianos. Donde se denota la confianza del público a la economía nacional y a sus entidades financieras.

“El crecimiento de la cartera de préstamos ya sea para vivienda o productivo significa que hay bastante fluidez en los depósitos y refleja la confianza del público con las entidades bancarias, la mora no supera el 3.8% y por consiguiente un crecimiento correcto del crédito en Bolivia”, señaló Villalobos.

Inclusión financiera

La inclusión financiera tiene que ser innovadora que permita llegar fácil, rápida y cómodamente, de forma muy amigable a todos los clientes y usuarios, el plan de acción es desarrollar la tecnología y convertir a la telefonía móvil y la banca por internet en agencias del banco, y de esa manera insertar al sector informal a la bancarización.

Según Villalobos, dentro de la inclusión se encuentran los microempresarios que no podían acceder al financiamiento en las entidades reguladas y ahora son parte importante del crecimiento de las mismas, con un aporte decisivo para la economía nacional y convirtiéndose en generadores de empleo.

La democratización de los servicios financieros con programas para ayudar a las personas a comprender la necesidad de trabajar con entidades que les guíen y ayuden en el manejo de sus finanzas familiares y empresariales, la constante actualización, programas para áreas rurales y con la inserción de idiomas originarios y el uso de señas para las personas con discapacidad auditiva y pautas para personas no videntes, demuestran el avance de la socialización de la banca.

“La banca boliviana es un modelo en cuanto a inclusión financiera y bancarización, con la democratización de los servicios financieros. La perspectiva de negocios inclusivos nos permitirá compartir experiencias exitosas que servirán para continuar trabajando por el progreso de las economías y el bien común de la sociedad”, indicó Nelson Villalobos.

Nuevos retos

En los últimos años debido a la reingeniería que se dio para el sector productivo con tasas de interés fijas, se amplió la frontera crediticia y provocó que los bancos entren en una competencia para la captación de prestatarios, llegando a ofrecer tasas menores a las establecidas para poder alcanzar sus metas de cartera fijadas por la entidad reguladora que depende del Estado.

Dentro de esta subasta, los créditos a la vivienda son los que tuvieron un crecimiento mayor de beneficiarios y las carteras con un estancamiento son las referidas a comercio y servicios. Esto se debe a la priorización de préstamos para el sector productivo y la banca se encuentra obligada a cumplir metas impuestas por la ASFI.

“Ahora se busca poder encontrar mayores espacios para mostrar la rapidez que se tiene para obtener un crédito o una caja de ahorro, no solamente en las ciudades sino llegar con mayor fuerza al sector rural, esa es la finalidad que la gente sepa cómo gastar y demostrar que los bancos son socios en el desarrollo de sus actividades diarias”, recalcó Villalobos.

El crecimiento de los depósitos y la apertura de cuentas de ahorro, denota que las políticas de educación financiera están dando frutos, como parte de la tendencia de que la gente se concientice y piense más en su futuro, para poder tener un mejor bienestar y acceda a una independencia laboral.

Los depósitos bancarios se incrementaron en 20% en los últimos 12 meses y mantienen la tendencia de crecer a mayor ritmo que la cartera de crédito que solo aumentó 12% en igual período, manifestó el ejecutivo de Asoban.

Reajustes

banking

Un fenómeno reciente pese al crecimiento y la estabilidad bancaria es la absorción de entidades financieras por otras más grandes y esto se da por decisiones que toman sus ejecutivos, “no es un presagio de que la banca está en problemas, más bien dependerá de la búsqueda del desempeño a mediano y largo plazo del sector financiero”, admitió Villalobos.

Las entidades financieras dentro de nuestro país, cuentan con segmentos específicos de mercado, para cubrir la necesidad crediticia de la población. “Los bancos múltiples, Pymes, financieras de vivienda y cooperativas de ahorro y crédito sacan productos con diversas facilidades para la elección de las diferentes necesidades que tienen las personas”, concluyó.

Deja un comentario

Menú de cierre