El país anfitrión criticó a Chile y planteó crear un Índice de Libertad de Tránsito que permita ser más competitivos en el mercado para incrementar el crecimiento económico en los países sin salida al mar. Perú ofreció dos puertos para el transporte de carga. Paraguay presentó también una propuesta para enlazar con el Corredor Ferroviario Bioceánico Central. El documento final fue aprobado y será expuesto en la Cumbre de Turkmenistán a fin de mes.

 

Los ministros de Obras Públicas y delegados de 32 países sin mar, debatieron y apostaron por un transporte seguro y accesible. Varios representantes demandaron financiamientos con más facilidades para infraestructura y mejorar los sistemas de transporte de tránsito para el crecimiento económico y una mayor participación de los países menos desarrollados en el comercio regional y mundial.

“No debería existir ni un solo país, en nuestro planeta, que no tenga un acceso soberano al mar”, afirmó el presidente Evo Morales, en el acto inaugural del foro mundial, que se realizó en el Hotel Los Tajibos de Santa Cruz de la Sierra.

“Me pregunto cómo podemos permitir que uno de los más importantes patrimonios comunes de la humanidad esté restringido para más de 500 millones de personas. Todos sabemos que el éxito de las metas del desarrollo sostenible depende de cuánto podamos avanzar en defender los derechos del comercio y del desarrollo entre los miembros más débiles y vulnerables de la comunidad internacional como son los países en desarrollo sin litoral”, manifestó el presidente boliviano.

Según el presidente Morales, el problema de los países sin litoral no solo es la distancia de los Estados con el mar, sino también las “barreras artificiales” y políticas discriminatorias y de exclusión que son impuestas por los países en tránsito, que son los que tienen un acceso directo al mar.

“Mucho más grave aún es cuando los países sin litoral nos enfrentamos a la voracidad de las empresas privadas, que han convertido nuestra situación de mediterraneidad en un lujoso y lucrativo negocio. En el siglo XXI no se puede admitir que un país niegue el acceso al mar a otro país o que lucre con su injusta situación, esa es una indigna herencia del capitalismo”, puntualizó.

Morales planteó crear un Índice de Libertad de Tránsito que permitirá construir políticas regionales y globales para no solamente identificar los obstáculos y desafíos, sino que sea una herramienta para comparar, medir y evidenciar esos obstáculos.

Es necesario que la gestión de los recursos naturales de los mares contribuya de manera generosa y equitativa a los países en desarrollo que están privados de ellos y urge garantizar el ejercicio pleno del derecho de acceso al mar y la libertad de tránsito, incluyendo el aprovechamiento, indicó el jefe de Estado plurinacional.

Tras el discurso de Morales, el diplomático chileno Alfonso Silva, aseguró que el Tratado de 1904 se encuentra vigente y Chile cumple con las disposiciones. Bolivia tiene privilegios que ni siquiera tienen nuestros propios importadores y exportadores, tienen beneficios adicionales en materia de libre tránsito sobre los estándares internacionales. Buscaremos alianzas eficaces y estrechas con otros países del bloque, manifestó.

Proyectos para una integración regional

El primer vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, en su exposición señaló que una eventual conexión ferroviaria de su país con Brasil, tendría un alto costo de inversión. Dijo que el proyecto Perú-Brasil cuenta con un estudio básico y su informe final saldrá hasta fin de mes.

Sin embargo lo que desalienta esta alternativa es el alto costo de inversión, según el primer informe, este eje ferroviario estaría costando alrededor de 60.000 millones de dólares, de los cuales 35.000 millones corresponderían a la inversión peruana. Explicó que el elevado costo de este eje ferroviario es por la extensa longitud de puentes y túneles necesarios.

Serían unos 650 kilómetros de túnel, indicó. Adelantó que en enero del próximo año, recién conocerán si es factible o rentable la ejecución del Corredor Bioceánico, tramo Perú, que unirá el sur del país con Bolivia.

“El perfil del corredor Ferroviario Bioceánico, tramo Perú está en elaboración con financiamiento del gobierno peruano, y en enero, cuando culmine el perfil, sabremos si es factible y rentable o no una interconexión con la ferroviaria de Bolivia, manifestó.

“Trabajamos con mucha voluntad para ver resultados concretos, estamos en permanente coordinación con las autoridades bolivianas, en el corto plazo tenemos la alternativa de dos puertos que están construidos en Matarani, en Arequipa e Ilo”, aseveró.

Mientras que Paraguay alentó los proyectos de integración caminera, férrea y fluvial que promueven e impulsa ambos países mediterráneos junto con otros de la región para acceder a los océanos. El ministro de Obras Públicas Ramón Jiménez, dijo que el 80 % de las exportaciones las realizan de manera fluvial por los ríos de Paraguay y Paraná.

“Hay un sentimiento común de nuestro país con Bolivia para acceder al Atlántico y el Pacífico por el bien de nuestras economías y oportunidades de acuerdos y desarrollo comercial, apuntó.

Transporte sostenible

El subsecretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Wu Hongbo, se refirió al transporte sostenible, calificando que éste es seguro porque disminuye el impacto climático y ese servicio le da más valor a las regiones vulnerables, en base a los valores universales.

“Hay que apoyar para que exista un transporte sostenible y eficiente, hay una necesidad para promover los enlaces internacionales, los financiamientos y la implementación de políticas de inversión en los países, para mejorar y desarrollar el transporte con iniciativas y acciones concretas”, remarcó.

Iniciativa para ser competitivos

A su vez Rolando Terrazas, asesor Senior de la Vicepresidencia de Infraestructura de la CAF hizo notar la importancia de la intermodalidad en el transporte y convocó a la integración y el trabajo con visión regional antes que local, porque solo así se pueden reducir las barreras económicas de los países mediterráneros y tener mejores alternativas.

Terrazas mencionó cuatro factores que afectan la competitividad de los países sin litoral. Las largas distancias de puertos de aguas profundas, una deficiente infraestructura de transporte, el escaso mantenimiento e ineficientes pasos de frontera.

Según Terrazas Bolivia y Paraguay enfrentan altos costos de transporte y logística que les provocan una debilidad competitiva. Frente a esa situación, se impulsa la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (Iirsa) que tiene el apoyo de la CAF, la cual propone soluciones concretas a este problema y plantea inversiones en infraestructura que permitan maximizar los flujos de comercio a través de 10 ejes de integración y desarrollo.

Mencionó que al cierre de 2015 se identificó una cartera de 593 proyectos de infraestructura con una inversión superior a los 182.000 millones de dólares, de los cuales el 20 % ya han sido concluidos y el 32 % están en proceso de ejecución. “Los países involucrados, Chile, Perú, Bolivia, Paraguay y Brasil han identificado un conjunto de proyectos de infraestructura, cuya ejecución permitirá optimizar esos flujos de transporte, actuales y futuros, otorgando esa competitividad que la producción de esas regiones requiere”, enfatizó el representante de la CAF.

Costos más elevados

El viceministro de Relaciones Exteriores Juan Carlos Alurralde en la segunda jornada dio a conocer algunos datos sobre un estudio de la Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración) sobre los costos de transportes de los países sin litoral, que demuestra que Bolivia es el país que tiene el costo de transporte carretero más alto de la región.

Bolivia junto con Paraguay, ambos privados de un acceso al mar, son los que más pagan en la región, y haciendo comparación con los demás países que integran la Aladi, los costos bolivianos llegan al 206 % más respecto de lo que pagan las demás naciones, aseveró.

Alurralde también explicó que hay grandes deficiencias en el momento de transportar la mercadería boliviana hacia el océano Pacífico por puertos chilenos. Chile no ofrece las condiciones básicas para transportar los productos, existe una infraestructura carretera y portuaria deficiente, principalmente en Arica, que es el más utilizado, agregó.

“Hay lugares que causan roturas de muelles y ejes a los camiones, provocando que el tiempo que se debería demorar en llegar sobrepase, y esto ocasiona un perjuicio y una postergación”. Por otra parte lamentó que a esto se suman los conflictos sociales y bloqueos, causados por la privatización de los puertos chilenos. El flujo del comercio de Bolivia fue afectado por 146 días entre 2010 y 2014 con pérdidas económicas, indicó.

Asimismo destacó la importancia de que los países en tránsito permitan a las naciones sin acceso al mar, hacer inversiones con el fin de mejorar las condiciones de transporte y almacenaje para garantizar la seguridad y calidad de sus mercaderías.

Demandas y estrategias

El embajador de Bolivia en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, explicó que Bolivia no es un país sin litoral, sino privado temporalmente de su salida al mar desde 1879. “Bolivia es parte de este grupo, pero con la condición de que no se considera, no es un país sin litoral, es un país privado temporalmente de su salida soberana al océano Pacífico”, recalcó.

Este rencuentro sirvió para concentrar las demandas de los países sin costa, además de dar a conocer sus estrategias para superar los conflictos que le entraña esta situación al transporte de su comercio ultramarino. Explicó que en el caso boliviano, la carencia de salida soberana al mar le significa medio punto porcentual menos en su crecimiento económico, situación que repercute en otros sectores como el desarrollo productivo.

Prevalece el transporte marítimo

El ministro de Economía y Fianzas Públicas de Bolivia, Luis Arce Catacora también por su parte dio algunos datos durante el encuentro. Uno de cada cinco países no tiene litoral, 20 de 54 son de bajos ingresos, solo 3 de 35 países de ingresos altos no tienen acceso al mar, y aproximadamente 500 millones de personas viven sin litoral.

“Ahora la tendencia es transportar por la vía marítima, el 90 % del comercio mundial se realiza a través del transporte marítimo y se tiende hoy a reducir los costos por estas vías y los países en desarrollo deben invertir en carreteras, vías férreas, fluviales y también en conectividad y logística para competir con los precios de aquellos países con litoral.

Encuentro exitoso

Tenemos que trabajar como hermanos y ayudarnos, buscar  complementariedades, no tenemos que pensar solo en nosotros, en nuestro continente, en nuestros países, estamos dispersos en el planeta, pero en el fondo somos semejantes, y tenemos que tratarnos como tales y no solo es obligación de los jefes de estados, todos tenemos la obligación de trabajar, analizando alternativas y pensando en el bienestar de la humanidad, fueron sus primeras palabras del canciller David Choquehuanca en el cierre del foro que duró dos días en la capital cruceña.

“Es importante la unidad, aislados no existimos, unidos nos vamos a hacer sentir; el mar es un patrimonio universal, tenemos que superar los problemas y alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible; por qué no trabajar para que todos los países tengamos el derecho de construir puertos, por lo menos 32 puertos propios, y por qué no plantearnos que se trabaje en Naciones Unidas, hay que tener amplitud, tenemos que volver a reconstruir lo que dicen nuestros corazones, porque cada uno anhela en el fondo tener un mar…”, afirmó emocionado ante la mirada atenta de todos los presentes.

Recordó además que la Convención sobre el Derecho del Mar, señala que cuando en los Estados de tránsito no existan medios de transporte para dar efecto a la libertad de tránsito o cuando los medios existentes, incluidas las instalaciones y equipos portuarios, sean deficientes en cualquier aspecto, los Estados de tránsito y los Estados sin litoral interesados, podrán cooperar en su construcción o mejoramiento.

¿Por qué no nos animamos entonces, a construir el Índice de Tránsito, no podemos seguir siendo ciegos a esa realidad, debemos siempre levantar nuestra voz para que se escuchen nuestros derechos, es más en muchos lugares se incumplen los derechos humanos, hay que hacer que las propuestas se conviertan en programas de acción, tal vez necesitemos más tiempo, pero hay que construir certezas y esperanzas”, reflexionó Choquehuanca.


Parte de la Declaración Ministerial adoptada en la Reunión de Alto Nivel sobre el transporte de los países sin litoral

  • Destacamos la importancia de una fuerte sinergia en la implementación de estas agendas y el programa de Acción de Viena y alentamos la coordinación y coherencia en el seguimiento de la implementación de las mismas.
  • Hacemos notar que el transporte y la movilidad son centrales al desarrollo sostenible y reconocemos la importancia del movimiento eficiente de personas y bienes y del acceso al transporte ambientalmente sano, seguro y asequible para todos en forma equitativa, incluidos los trabajadores del sector de transportes y en particular los trabajadores itinerantes, en respeto a los derechos humanos.
  • Enfatizamos el rol facilitador del transporte sostenible en la integración regional y en el desarrollo económico de los países sin litoral, cuando el transporte está plenamente alineado con la logística y con las oportunidades de desarrollo de las personas.
  • Recalcamos que las regulaciones de comercio y transporte a nivel nacional, así como a nivel bilateral y regional, incentivan los servicios de transporte y comercio eficientes y costos efectivos.
  • Promovemos nodos logísticos eficientes para generar economías de escala y para facilitar la consolidación del transporte entre ellos, con impactos positivos en términos de reducción de costos y atrasos, y sobre todo de mayor confiabilidad.
  • Reafirmamos la importancia de desarrollar y actualizar la infraestructura vial y de ferrovías, asegurando la manutención de la infraestructura existente a nivel nacional, subregional y regional.
  • Destacamos que el transporte aéreo requiere inmensos recursos para la inversión en infraestructura y en un fuerte marco de apoyo para optimizar la conectividad, en particular lo relacionado con las mejoras en los servicios de navegación aérea y sistemas aeroportuarios. Incentivamos además, el promover sinergias sostenibles entre el transporte aéreo, el turismo y el comercio.
  • Afirmamos que el tráfico en tránsito no deberá ser condicionado a la recolección de tasas o gravámenes sobre el tránsito, más allá de los cobros por el transporte o aquellos compatibles con los gastos administrativos generados por el tránsito o con el costo de los servicios prestados, y destacamos que una mejor facilitación del comercio y mayor transparencia son fundamentales para la utilización efectiva de los corredores de transporte.
  • Enfatizamos que las alianzas entre países en desarrollo sin litoral y países de tránsito son mutuamente beneficiosas para la mantención regular de la infraestructura de conectividad. Por lo tanto recomendamos a los países sin litoral y de mayor tránsito a dedicar una mayor porción de la inversión pública al desarrollo de transporte sostenible con el apoyo de los socios para el desarrollo.
  • Alentamos al Banco Mundial y a otros bancos multilaterales de desarrollo, incluidos los bancos regionales como el BID, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Banco Europeo de Inversiones, el Banco Asiático de Desarrollo, para la reconstrucción y el desarrollo en colaboración con otros actores, a tratar las brechas en infraestructura relacionada al comercio, al transporte y al tránsito.
  • Instamos a los socios desarrollados a proporcionar apoyo financiero y de capacitación para permitir que avancen en la investigación y amplifiquen los sistemas y las tecnologías sostenibles y amigables con el medioambiente.
  • Nos comprometemos a participar plenamente en la implementación del Programa de Acción de Viena y de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, así como promocionar el transporte sostenible en los países en desarrollo sin litoral, fortaleciendo la coordinación con los de tránsito, e implementar los resultados y recomendaciones de esta reunión.

IBCE firma acuerdo con Vietnam para impulsar las relaciones comerciales

ibce-firma-01

En 2015, Bolivia exportó ocho productos a Vietnam por 11 millones de dólares, mientras que el país asiático vendió al mercado boliviano 505 ítemes por casi 30 millones de dólares.

Para ampliar el comercio bilateral, buscar nuevas oportunidades y atraer inversiones, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) firmó un Memorándum de Entendimiento con la Embajada de la República Socialista de Vietnam en Brasil, concurrente para Bolivia, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Tras la firma el titular del IBCE, Antonio Rocha, indicó que el inédito convenio realizado entre el sector empresarial boliviano y la delegación diplomática de Vietnam, se logró un importante acuerdo de entendimiento y cooperación entre ambos países. “Debemos encarar y complementar nuestras economías, buscar inversiones y promocionar nuestros productos hacia nuevos mercados”, dijo.

Por su parte Le Hong Quang, jefe de la Sección Económica de la Embajada de Vietnam, expresó que con la firma de cooperación esperan que sea un puente para promover la relación comercial que ya tienen. “Existe mucho potencial para hacer negocios entre Bolivia y Vietnam, nosotros consideramos a Bolivia como un socio importante en la región de América Latina ya que muchos países están en crisis y este país tiene una economía muy desarrollada, sostenible y también mucho potencial. Nuestra voluntad es convertir este deseo en realidad”, dijo el diplomático.

“Firmar este Memorándum tiene como principal objetivo explorar las alternativas de complementación entre ambas economías, no solamente desde el punto de vista de la exportación y la importación, sino también de analizar la posibilidad de inversiones en función del mercado vietnamita”, dijo Gary Rodríguez, gerente general del IBCE.

Para concluir, el embajador Nguyen Van Kien dijo que para él es un honor poder estar presenciando esta firma. “Se nota que tienen mucho interés, Vietnam tiene la política de tener diez planes y cientos de voluntades para concretar las relaciones comerciales con Bolivia y espero que ustedes los periodistas estén presentes en los pasos siguientes para promover la cooperación económica entre ambos países”, finalizó.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) el 2015, Bolivia exportó a Vietnam un poco más de 11 millones de dólares, el 89% correspondió a un producto, la torta de soya. Vietnam vendió al país 505 productos, siendo el principal ítem teléfonos celulares, significando el 41 %.

Algunos datos

El PIB de Bolivia es de 33 mil millones de dólares; el de Vietnam supera los 200 mil millones de dólares. El PIB de Vietnam creció 6,1% en el 2015, el de Bolivia subió 4,85 %.

vietnam-sociosvietnam-productosvietnam-saldos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre