Las marcas y el futuro del marketing

marcas

 

Siete expositores de renombre internacional, hablaron sobre el futuro del marketing hoy, la era digital, la diferenciación, neuromarketing, branding y oxitobrands y las últimas tendencias.

EXMA es un evento con reconocimiento mundial y presencia en cinco países, que aborda temáticas de marketing, publicidad, branding e innovación.  En la segunda versión, realizada en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, esta plataforma de mercadeo más grande de Latinoamérica reunió a los mejores profesionales de las empresas más importantes del país, entre ellos directores, gerentes, emprendedores y empresarios.

Un día antes Gabriela Thellaeche, de Thellaeche & Asociados, organizadores del encuentro, declaró que el objetivo es fortalecer el sector, mejorar la calidad de los profesionales, generar una comunidad más activa, desarrollar nuevas experiencias y lograr vínculos entre empresas y profesionales en el país y el exterior.

Este evento internacional cuenta con el apoyo de más de 1.000 marcas multinacionales, con una comunidad de más de 30.000 empresarios y ejecutivos que ya ha superado las 10 ediciones a nivel global con más de 100 conferencistas internacionales en sus congresos.

Los expertos coincidieron en que la era digital revolucionó el mundo, las marcas, la imaginación y los sueños para crear, y que éstas cambiaron para generar un nuevo escenario, ahora no hay secreto para los consumidores, porque pueden opinar e interactuar e incluso exigen más, demandan y es necesario que las empresas se reinventen estrategias si quieren que sus marcas estén visibles y perduren, porque el actual y futuro cliente pasa por internet y busca algo más, quiere conocer qué hay detrás de cada logo, marca, producto o servicio.

Marcas más humanizadas

Marcelo-Ghio
El branding emocional es gestión estratégica de marca basada en la utilización de recursos enfocados en valores y vivencias compartidas, para la construcción del vínculo de las marcas con las audiencias. Marcelo Ghio

El experto Marcelo Ghio afirmó que estamos rodeados de marcas. “Vivimos en un mundo basado en referencias simbólicas, estamos en una sociedad virtual, en una cultura de símbolos y las empresas son las marcas, pero no dirigen la estrategia”, dijo.

Hay que encontrar unidad en la diversidad, las marcas también se equivocan y las personas quieren ser parte de la historia, en la actualidad, nos inspiran y nos demandan experiencias, no solo productos, si humanizamos a las marcas, entonces la relación de las marcas con las personas empieza y será diferente, señaló.

El autor del libro Oxitobrands, explicó que hay un vínculo afectivo, emocional y permanente que las marcas comparten con sus públicos y el objetivo es crear, consolidarla como una fuente de valor, y que precisamente el Oxitobrands propone una forma de crear marcas humanas para un mercado emocional.

Para este consultor especialista en branding y gestión estratégica de comunicación, las marcas deben ser amigables y sostenibles también con el medioambiente, socialmente responsables y justas.

Marketing de experiencia

El argentino David Castejón, licenciado en marketing y comunicador, recomendó mejorar y profundizar el branding personal, haciéndolo público y más mediático, porque la gente va generar empatía y va seguir creyendo en la marca y después en los productos.

“Lo más importante hoy es la exposición que le dan las redes sociales a las marcas, hay un antes y un después. Si no nos ocupamos de tener una buena reputación en las redes sociales, estamos perdiendo clientes antes de que lo sean sin saberlo”, recalcó.

David-CastejonActualmente Castejón dirige la Agencia Make 360º y ha sido asesor de diversas marcas de alcance local, nacional e internacional y es considerado un brand influenciador por su aporte intelectual en el terreno del branding emocional.

Hace más de 10 años que se dedica a dar conferencias y charlas de marketing en América Latina y en esta segunda versión de Exma Bolivia, afirmó muy emocionado “mi vida va donde me va llevando el marketing”.

Así como una compañía necesita un abogado para los asuntos legales, un contador para que les ayude en lo económico, también requiere de una persona en el área de marketing, porque los productos solos no se vinculan con los clientes, alguien tiene que decir de qué se trata.

El marketing es siempre una inversión y nunca un gasto. Hay empresarios que no creen en eso y les digo que hagan la prueba y me cuentan después cómo les va, y me dan la razón. Esto se ve reflejado en las ventas, enfatizó en una breve entrevista a Contacto Económico.

Para él las antiguas prácticas del marketing, ya no existen, antes cuando no había internet, te contaban algo y uno les creía porque no habían dispositivos digitales ni tanta información libre y accesible. Hoy si se quiere saber algo de una marca se ingresa al google o se fija en el facebook de la empresa, y el soberano que es el cliente, dice si esa marca funciona o no. “Las marcas hoy, si no te cumplen lo que te prometen tienen los minutos contados”, sentenció.

Las compañías tienen que saber dónde están sus clientes con relación a su competencia y desde allí empezar a construir relaciones duraderas de otra forma.

Desde su perspectiva, considera que las marcas tienen que reinventarse, tienen que precisar de historias cargadas de emociones para que logren conectar con sus clientes. En este siglo ya no pueden dedicarse solo a cumplir con su rol de diferenciación y de creación de valor, tienen que participar en la construcción de una sociedad más justa, la inmediatez de las comunicaciones seguirá revolucionando las relaciones individuales y sociales, concluyó.

La exposición de David Gómez, giró en torno a Bueno Bonito y Carito. Tiene un libro con el mismo título. Como especialista en diferenciación, ha ayudado por más de 20 años a cientos de compañías a vender basadas en el valor y no en el precio.

La falta de diferenciación nos lleva a competir por el precio. Las crisis pasan, los líderes permanecen, continúen fortaleciendo su marca y sigan diferenciándose, cada día es una nueva oportunidad de hacer la diferencia, dijo en su disertación.

Para Gómez, lo bueno cuesta y la gente está dispuesta a pagar más por mejores soluciones, las marcas tienen que ser más transparentes. “Hay que seguir transformando los negocios, vemos que todo el mundo ofrece descuento, promoción y hay que saber diferenciarse”, afirmó.

El conferencista y consultor, considera que no solo las pymes necesitan del marketing, sino también las medianas y grandes empresas. “El reto es hacer marketing y a las marcas les cuesta mucho evolucionar, hay que mostrar coherencia, recuerden que acciones son amores, la publicidad se compra, el corazón de la gente no se compra.

Deja un comentario

Menú de cierre