Nuevas locomotoras llegan al occidente boliviano después de 40 años

El fin de semana se recibió a las SALi (South American Light Locomotive) en el puerto de Antofagasta, Chile. Ferroviaria Andina invirtió 16 millones de dólares en la compra de tres locomotoras de última generación suministradas por la compañía suiza Stadler

La adquisición de las SALi fue anunciada a finales del 2017, tras un estudio realizado para construir máquinas adecuadas al contexto sudamericano. Estas flamantes locomotoras llegan al occidente boliviano después de 40 años. Se conoce que las Hitachi – Mitsubishi serie 1000 fueron las últimas locomotoras nuevas que arribaron a esta región, el año 1978, según información del portal web de la Empresa Ferroviaria Andina S.A. (FCA).

Las locomotoras SALi son de diseño ultra ligero que tienen la capacidad de operar en vía métrica desde el nivel del mar a más de 5.000 metros. Asimismo, tienen la posibilidad de alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h combinando elevada potencia con un reducido consumo energético. Cuenta con seis motores de tracción asíncronos y dos cabinas de conducción aisladas acústica y térmicamente.

Ferroviaria Andina, tras el cambio de administración en 2015, asumió la política de modernizar el parque tractivo compuesto por 14 unidades. En la actualidad, la ferroviaria occidental cuenta con más de 1800 kilómetros de vía operativa que atraviesa los departamentos de La Paz, Oruro, Cochabamba, Potosí y Chuquisaca, vinculando Bolivia con Chile, Argentina y Perú.

Asimismo, en los últimos tres años, Ferroviaria Andina ha invertido un total de 38 millones de dólares en el mejoramiento de la maquinaria actual, equipo rodado, mantenimiento y renovación de vía férrea e infraestructura interna y de atención al cliente.

Las nuevas locomotoras llegan para fortalecer el transporte de carga de Ferroviaria Andina. El cual representa el 87 % del total de los ingresos operacionales de la empresa. Cada unidad del nuevo equipo tractivo tiene la capacidad de arrastre de dos locomotoras antiguas. También, se estima que se aumentará en un 33 % la capacidad de cobertura de la empresa.

Además, Ferroviaria Andina está ingresando a un proceso de renovación de imagen corporativa con el objetivo de consagrarse como una empresa de transporte multimodal y soluciones logísticas. De esta forma proyectarse hacia el Corredor Bioceánico y por ende a la internacionalización.

Las tres locomotoras ingresarán al país por la estación fronteriza de Avaroa rumbo a la ciudad de Uyuni. Se prevé que el evento se realice en los próximos días, lo que representa un hito en la historia del ferrocarril boliviano.

Contacto Económico