El mercado del etanol en Bolivia se encuentra en expansión. Actualmente, los ingenios azucareros del país tienen un contrato con YPFB para la producción de 150 millones de litros de alcohol anhidro. La experiencia del sector agroindustrial en cuanto a inversión, expansión de cultivos de caña y proyección de ganancias plantea nuevos retos.

Mariano Aguilera, presidente del Ingenio Azucarero Guabirá S.A., que cuenta con 1670 accionistas, 1400 trabajadores fabriles y más de 1526 cañeros, califica como satisfactorio el avance en un 42% de la zafra cañera, lo que permite confirmar la molienda de 2,4 millones de toneladas de caña, la producción de 2,6 millones de quintales de azúcar y, si YPFB cumple el contrato firmado, la entrega de casi 50 millones de litros de etanol hasta fin de año.

“Es un proceso que podría haber corrido mucho más rápido, porque aquí, el empresariado privado y los cañeros hemos aportado y hemos invertido para vender este año casi 49 millones de litros de alcohol. Yo no creo que podamos llegar a ese objetivo, pero hay la predisposición, hay la voluntad del ministro Sánchez”, manifestó el empresario.

Hector Justiniano, vicepresidente de Aseguramiento de Calidad de la Corporación Unagro S.A, es optimista al referirse a las proyecciones. “Las perspectivas a futuro son extremadamente buenas. En los próximos cinco años proyectamos que deberíamos inyectar 525 millones de litros de etanol; 700 millones para el 2029, ósea 10 años después; y para el 2039, es decir en 20 años, 1040 millones de litros de etanol”, apunta.

“El empresariado privado y los cañeros hemos aportado y hemos invertido para vender este año casi 49 millones de litros de alcohol”, Mariano Aguilera, presidente del Ingenio Azucarero Guabirá

Existen muchos factores que considerar al respecto del cumplimiento de estos objetivos, entre ellos, la necesidad de tener una capacidad de almacenaje optima, donde todo el etanol retirado pueda ser almacenado en plantas de Yacimientos.

La mezcla

La norma permite hasta un 12% de Etanol anhidro en la mezcla con gasolinas. “Hemos presentado un plan antes de la aprobación de la ley 1098, donde pretendemos ir gradualmente incrementando ese porcentaje de mezcla hasta llegar al año 2025 con 25% de mezcla”, sostiene Marcelo Velásquez Bilbao La Vieja, director general de Comercialización, Transporte y Almacenaje en el Ministerio de Hidrocarburos. 

Se tiene una expectativa de crecimiento de 380 millones de litros de Etanol hasta el año 2025, que busca concretarse a través de la implementación de las políticas actuales y futuras en el sector. Las necesidades logísticas son importantes, pero sin dejar de lado el tema del consumidor final.

Socialización

Según relata Velásquez, al principio, cuando se sacó el porcentaje de mezcla con 12%, muchos segmentos de la población objetaron el tema, entre ellos las casas importadoras y los consumidores, argumentando que iba a ocasionar daño y corrosión, entre otros problemas. Con el paso del tiempo no solo se ha ido desmitificando esos criterios, sino que también muestra una realidad que se vive en muchos otros países.

A nivel regional, para dar un ejemplo, se tiene a Paraguay o Brasil, países donde se utilizan porcentajes de mezcla iguales o superiores al 25%. “En toda la gasolina del Brasil el mínimo de porcentaje de mezcla es 25,5% y no para vehículos especiales, sino para cualquier vehículo”, puntualiza el funcionario del Ministerio, y añade: “son estas ideas y conceptos, que no son nuevos a nivel mundial, pero sí lo son a nivel país, que tenemos que ir mostrando a la población; educando, culturizando respecto a las bondades que se tiene con el Etanol en motores y como política de estado”.

Logística

Sobre el tema, Yacimientos tiene que responder a la demanda actual y a la disponibilidad que se tenga de estaciones de servicio a nivel nacional. Actualmente se ha aprobado una norma para poder mezclar gasolina importada, insumos y aditivos, con alcohol. Esto permitirá una expansión del consumo de Etanol. “El tema logístico no es que esté trabado o estén sin casar algunos vínculos. Cuando se incremente esa demanda al consumidor final, el flujo de inventario, el sobre estocamiento que se tiene, va a ser más fluido”, advierte Velásquez.

“Pretendemos ir gradualmente incrementando ese porcentaje de mezcla hasta llegar al año 2025 con 25% de mezcla”,Marcelo Velásquez Bilbao La Vieja, director general de Comercialización, Transporte y Almacenaje del Ministerio de Hidrocarburos

Exportación

Es importante destacar que la ley 1098, aprobada el 15 de septiembre de 2018, permite dar un respiro para que pueda exportarse cualquier volumen de etanol anhidro a los países vecinos, en caso de que no haya un mayor requerimiento por parte de Yacimientos. Quiere decir que ese criterio ya está abarcado. Si la demanda hasta ese punto está cubierta, se puede abrir una puerta, un respiro para que la industria nacional pueda despachar ese producto almacenado, y una vez que se reestablezca la demanda y las condiciones de ese mercado, nuevamente empezarían los retiros de etanol anhidro en grandes volúmenes.

A este respecto, el presidente de Guabirá Mariano Aguilera manifiesta: “no podemos estar divorciados en estos temas. Si producimos, se tiene que exportar, vender, planificar y coordinar en una mesa de diálogo y concertación. Caso contrario es difícil”.

Biodiesel

En criterio de Bilbao La Vieja, lo que se debe hacer es tomar pasos esenciales para establecer la industria del biodiesel, que actualmente divisa un déficit en cuanto a la materia prima. “Eso es lo importante de una política integral, explorar la posibilidad actual que tenemos en cuanto a la superficie cultivada de soya, y la posibilidad de expansión a la capacidad productiva de este mismo cultivo”, sostiene.

“YPFB es y debe ser nuestro principal aliado en la introducción del cambio energético”, Cristóbal Roda, presidente del Ingenio Sucro Alcoholero Aguaí

Impacto Ambiental

Respecto a este tema, el ejecutivo de GUABIRÁ declaró que, hasta el día de hoy, no ha habido hectáreas desmontadas para Etanol. “Las hectáreas están aumentando su productividad; si no tiene caña, tiene soya o pasto. Entonces están cambiándose. Y para contrarrestar ese cambio, Guabirá ha tomado la decisión de hacer alimento para ganado, para no despoblar el campo, con ganadería”, manifestó Aguilera.

Lo que se precisa es estar siempre en una mesa de diálogo, de concertación, donde se busca la solución a los problemas de manera concentrada, siempre con la verdad, con la razón, para avanzar, porque eso es importante. “Cuando hay un diálogo de sordos. Cuando quieren escuchar lo que quieren escuchar eso no funciona. Yo creo que funciona poniendo las cartas sobre la mesa”, enfatiza Aguilera.

Para concluir, el presidente del Ingenio Sucro Alcoholero Aguaí Cristóbal Roda, manifestó que el etanol juega un rol fundamental, con efectos positivos que impactan en un crecimiento de la frontera agrícola, el aumento de la mano de obra, y sobre todo, el hecho de dejar de importar combustible, en favor de un producto nacional. “YPFB es y debe ser nuestro principal aliado en la introducción del cambio energético” aseveró.

Contacto Económico