Congreso Internacional en Santa Cruz debatirá sobre la construcción sostenible

¿Se puede construir de manera amigable con el medio ambiente? ¿Es posible aplicar nuevas prácticas constructivas para minimizar el impacto ambiental? Esas y otras preguntas urgentes tendrán una respuesta en la primera versión del Congreso Internacional de Construcción e Innovación (COIN 2019), que se realizará en la ciudad de Santa Cruz el próximo 30 de agosto.

“La tendencia mundial es lograr una sintonía entre obra y medio ambiente, de manera tal que apostemos por una construcción sostenible, que administre adecuadamente los desperdicios de sus insumos, promueva entornos más limpios para el trabajo y utilice racionalmente recursos como el agua y la energía”, afirma David Paz, Gerente General de Incerpaz, la empresa boliviana que auspicia el COIN 2019.

La idea es romper con los hábitos adquiridos por décadas por el actual sistema de construcción que no ha tenido el cuenta el papel finito de los recursos naturales. “Esto implica un cambio en la mentalidad de la industria -y las estrategias económicas- para priorizar el reciclaje, reuso y recuperación de materiales frente a la tendencia tradicional de la extracción de materias naturales y de fomentar la utilización de procesos constructivos y energéticos basados en productos y en energías renovables”, explica.

Paz añade que la sostenibilidad de las edificaciones ya no es solo una iniciativa de la construcción moderna, sino una demanda de los propios consumidores que buscan viviendas cuya funcionalidad no esté reñida con el medio ambiente.

“El objetivo del Congreso es precisamente enriquecer las perspectivas de los constructores bolivianos a través de los especialistas invitados, que vendrán a compartir con nosotros ideas frescas y renovadas en el sector”, agrega.

En el COIN se debatirá también sobre la construcción y los ambientes naturales y urbanos, porque “es cada vez más importante que las propuestas reflejen el estilo que cada localidad o región proyecta”.

“Bolivia es un país que ha ido mejorando la calidad de sus edificaciones, en línea con estándares internacionales y consecuentes con la necesidad de “impulsar construcciones inteligentes y sostenibles”, concluye Paz.

Rodríguez & Baudoin