Exportación de GLP boliviano al Perú, debilita contrabando, según YPFB

En los últimos 5 años, por la exportación de 187.909 toneladas métricas (TM) de Gas Licuado de Petróleo (GLP) al Perú, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) logró 81,9 millones de dólares, lo que es otra muestra palpable de que Bolivia superó totalmente las etapas de desabastecimiento de este combustible que antes obligaba a las amas de casa a bloquear las calles para poder comprar una garrafa de gas, especialmente en la época invernal, según evaluación del presidente de la estatal petrolera, Oscar Barriga.

El contrabando de GLP en garrafas al Perú era una constante, especialmente en el área del Desaguadero, donde el combustible salía burlando los controles aduaneros por tierra y por el Lago Titicaca. Esta ilícita actividad incidía en el regular abastecimiento del mercado interno boliviano.

Actualmente, YPFB provee GLP a tres engarrafadoras peruanas: Lima Gas, Llama Gas y Sol Gas que se encargan de distribuir legalmente este combustible a estaciones de servicio para uso vehicular y también envasan en garrafas para uso domiciliario de las ciudades de Juliaca, Arequipa y Cusco.

El GLP de exportación al Perú sale en camiones cisternas de la planta Senkata de la ciudad de El Alto de La Paz donde YPFB tiene una planta de almacenaje y engarrafado.

La exportación de GLP al Perú comenzó el año 2014 con 2.089 TM anuales que permitieron un ingreso de 1,3 millones de dólares; el 2015 el volumen ascendió a 13.136 TM y obtuvo 4,8 millones de dólares; el 2016 se exportó 60.666 TM y se logró 21,6 millones de dólares; el 2017 se vendió 45.161 TM y obtuvo 21,9 millones de dólares; el 2018 se exportó 40.847 y se obtuvo 21,8 millones de dólares, y hasta junio de este año se exportó 26.010 TM obteniendo 10,4 millones de dólares.

Los precios de exportación son calculados en el marco del Montbelvieu que cuenta con mecanismos internacionales de cotización de combustibles. En ese contexto, el promedio anual de la TM de GLP boliviano en Perú fue de 632 dólares, en el 2015 de 373, en el 2016 de 356, en el 2017 de 484, en el 2018 de 534 y este año de 399 dólares, lo que muestra la variación de los precios en función al sistema de cálculo referido.

La política de YPFB indica que para proceder a la exportación de GLP, primero debe estar plenamente abastecido el mercado boliviano, lo que es evidente porque las filas y problemas por conseguir ese combustible desaparecieron en todo el país.

La demanda cubierta de GLP en el mercado boliviano, a julio del presente año, es de 1.337 TM por día, adicionalmente se exporta 342 TM por día, de las cuales el 46% va al Perú, el 52% a Paraguay y el 2% a la Argentina, y aún resta un excedente de 468 TM por día para exportación.

La cobertura total del mercado interno, la posibilidad de exportación y la existencia de volúmenes para ampliar la exportación de GLP es una consecuencia del funcionamiento de las Plantas de separación de Río Grande y Carlos Villegas en Yacuiba, en el marco de una política de optimización que viene cumpliendo YPFB en la presente gestión gubernamental.

YPFB