APP´s y atracción de capitales

La mejor manera de ejecutar proyectos de desarrollo sin mermar las arcas del Estado, es a través de la conformación de Asociaciones Público Privadas; Uruguay, Panamá y Ecuador la vienen aplicando desde hace tiempo y con buenos resultados, en tanto que Bolivia recién empezó a experimentarla con el etanol, a través de un Decreto Ley que facilita al sector cañero ingresar a esta nueva modalidad de producción, con los consecuentes beneficios para ambas partes. La rapidez o lentitud de los resultados, dependerá del marco legal regulatorio que lo sustenta.

Existen grandes proyectos en carpeta, como el Hub de Viru Viru, Mutún y Puerto Busch, cuya ejecución contribuirá enormemente al desarrollo económico, al incrementar el flujo comercial y movimiento de carga en toda su área de influencia, además del efecto multiplicador favorable en la generación de nuevas fuentes de empleo. Las APPs, pueden ser un atractivo imán para atraer inversionistas bajo la modalidad expuesta, siempre y cuando primeramente se diseñe y aplique un marco legal que las regule adecuadamente.

La palabra “regular” tiene dos definiciones, una referente al calificativo que se ubica entre bueno y malo, y la otra que proviene del latín “regulare”, que quiere decir ajustar o normar; es esta segunda acepción la que recomendamos, y cuya aplicación contribuirá a equilibrar intereses mutuos. La ausencia de regulaciones genera distorsión, en tanto que su exceso presiona y limita el normal desarrollo de las actividades. Tan importante como el marco legal, resulta ser que ambos, tanto el sector público como el privado cumplan su parte correspondiente de manera sincronizada, para que uno no frene el avance del otro y viceversa.

(Contacto Económico – Junio 2019)

Harold Dávila Ruiz
Director General