Arroz, otra campaña de volatilidad del precio

5

Es difícil entender los factores que definen los movimientos de precios del arroz en el mercado local boliviano. La campaña 2018/19 en la zona arrocera, comenzó con una sequía inicial, que fue mejorando hasta consolidarse con una última lluvia importante de aproximadamente 60 mm.

Los precios de los primeros lotes, respondieron a la incertidumbre de los compradores sobre cuál sería el volumen y la calidad. Llegaron a pagarse 68 dólares por fanega, bajando luego al rango de 57 a 54, según su calidad, a medida que avanzaba la cosecha y disminuía la incertidumbre. A mediados de febrero, el mercado se acomodó en el rango de los 40 dólares; en marzo siguió bajando, pagando entre 25 y 35 dólares por fanega en forma general, y manteniendo solo algunos lotes en 40.

Cuando se analiza el movimiento de los precios, éste suele deberse a un cúmulo de factores de índole global, regional y obviamente local. Es difícil establecer el porcentaje de incidencia de cada uno de los factores de la oferta y demanda que define la dirección de los mercados.

Del lado de la oferta, debemos mencionar que esta campaña se diferenció de la anterior por un incremento del área.  Desde el inicio se potenció una expectativa de no escasez, por más de que los rendimientos finales fueran variados según las lluvias recibidas.

Otro factor que afectó la dirección del mercado en el arranque de la campaña, desde el lado de los compradores, ha sido la existencia de stocks iníciales en Montero por parte de gran cantidad de molinos arroceros. Esto Implica que, salvo detalles de necesidades de calidad, no había gran incertidumbre de parte de los compradores.

Desde Agro Consultora Mercados Bolivianos, nos llamó la atención la disminución en la demanda de compradores de la región de La Paz con respecto a otros años, dado que ésta suele llegar a representar hasta el 50 % del total de compras.

Profundizando este factor, encontramos que en la campaña 2018/19, Perú tenía un interesante incremento de su cosecha agrícola en general, particularmente del arroz. Especialmente en la provincia de Arequipa, muy próxima a nuestro mercado de La Paz. Esto aumentó la oferta de arroz en los canales formales e informales.

No debemos olvidar que la devaluación de las monedas de nuestros vecinos, ha aportado competitividad a sus exportaciones en general. Particularmente en el caso de Argentina, donde la devaluación en el 2018 llegó al 50 % de su valor, potenciando la importación del grano desde ese origen.

Otro factor de corte más operativo, pero que en determinados momentos cobra importancia, es la escasez de máquinas secadoras. En periodo de lluvias, si no se cuenta con espacio adecuado para el almacenamiento, se tendrá que asumir el costo de oportunidad ante una posible necesidad financiera.

Los factores antes mencionados llevaron a una situación de relativa sobreoferta, principalmente del grano de menor calidad; deprimiendo los valores del mercado para esta altura del año.

Debido a la falta de referencias de mercados bien organizados, como las bolsas de cereales o los mercados de futuros, la herramienta de análisis de la Agro Consultora, en base a factores macro económicos , factores de oferta y demanda global, regional y local,  así como el análisis de capacidades teóricas de pagos por conocimiento de los portafolios de venta de los compradores , pasa a ser la mejor alternativa para disminuir el error al momento de fundamentar un proceso de toma de decisión comercial . El éxito del productor no es solo cosechar mucho sino vender mejor.

Alberto Ospital
Director Ejecutivo
Agro Consultora Mercados Bolivianos
Email: a.ospital@agro-consultora.com.bo