Premio de la UPSA cumple 25 años de impulsar la arquitectura cruceña

19

Desde hace un cuarto de siglo, la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA) distingue la Obra Destacada del Año. Un premio al que se le atribuye haber impulsado la arquitectura de la ciudad, por la competencia que ha creado entre profesionales del diseño y la construcción, e inversionistas, para tener edificaciones que fusionan funcionalidad y estética.

El premio que marcó la entrega 25 de la Obra Destacada del Año correspondiente a la gestión 2018, fue entregada el pasado 26 de marzo y recayó en el edificio El Bosque – Landicorp, de uso mixto, comercial y de oficinas, ubicado en la avenida La Salle (Canal Isuto) esquina con el tercer anillo externo.

El Decano de la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo (FADU) de la UPSA, Víctor Hugo Limpias, afirmó que entregar durante 25 años el reconocimiento “ha resultado muy emotivo porque ha contribuido de manera significativa a incentivar el buen diseño arquitectónico y emprendimiento privado, institucional y público en nuestro medio. El Bosque-Landicorp es un edificio de cualidades arquitectónicas, ambientales y urbanísticas realmente excepcionales que nos muestran el grado de profesionalismo que se ha alcanzado en la arquitectura cruceña y boliviana en estos años”.

La UPSA entregó una placa conmemorativa para la construcción de 2.528 m² de superficie y que es un emprendimiento del Grupo Landicorp, liderado por el empresario Hugo Landívar que recibe por segunda vez este reconocimiento. Landívar manifestó que esta distinción “ha logrado que todos los arquitectos entren en competencia. Estamos creando un ciudad ícono dentro de América Latina donde no solo se busca la funcionalidad de los edificios sino que también se busca la belleza”.

Landívar destacó como un logro tener un edificio amigable con la naturaleza y el entorno, tanto por el uso de determinados materiales como por haber encontrado soluciones para preservar árboles de gran porte, en especial, un frondoso jorori (Swartzia jorori harms) que tiene más de medio siglo de existencia y que es una de las atracciones del frontis.

Por su parte, el presidente del Directorio de la UPSA, Carlos Díaz Villavicencio, destacó el énfasis del proyecto arquitectónico en preservar la naturaleza e indicó que premios como este, permiten cumplir el proceso de acercamiento que tiene la UPSA con el desarrollo de Santa Cruz.

La obra fue encargada al estudio Afarq-Arquitectura, del arquitecto Álvaro Fernández de Córdova, y en la que colaboraron los arquitectos Nicolás Gonzáles, Oscar Alejandro Sánchez Vega, Rolando Saca y Francesca Cattoretti.

“Agradezco a todo el jurado, y a la UPSA que cada año impulsa este reconocimiento al esfuerzo que hacemos los arquitectos, también los ingenieros, técnicos, albañiles, con el apoyo de los inversionistas, para conseguir obras que aporten al valor estético de la ciudad”, manifestó Fernández de Córdova, quien por cuarta vez recibió esta distinción.

El jurado evaluador estuvo conformado por Diego Roda del Comité Ejecutivo Nacional del Colegio de Arquitectos de Bolivia; el ingeniero civil Juan Carlos Rivero; Fabiola Bazán, delegada de la Secretaría de Planificación del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz; Juan Carlos Simoni, representante de los docentes de la UPSA; y Víctor Hugo Limpias, Decano de la Facultad de Arquitectura de la UPSA.

Nota de Prensa: Extend Comunicaciones