Las inmobiliarias han ganado gran espacio en el mercado, por lo que Santa Cruz es denominada como la ciudad moderna para invertir.

Rodrigo Knebes, gerente general de Infocasas, indicó que la inmobiliaria es un rubro que crece aceleradamente por que brinda una serie de oportunidades y permite que muchos emprendedores decidan volcarse al sector.

‘’El crecimiento de las inmobiliarias se debe al común denominador que es bienes raíces, mientras este crezca se podrán realizar negocios, porque hay gran oferta y demanda, ambas se unen y se obtienen buenos resultados’’ explicó Knebes al momento de calificar el 2018 como un gran año, en el que ha observado bastante interés por bienes raíces que debe ser atendido; pronostica un 2019 con resultados positivos a raíz de que la inmobiliaria en Santa Cruz continuará ampliándose. Complementó que la competencia es mayor, sin embargo, ayuda a que los proyectos inmobiliarios sean más atractivos, den mejores ofertas y el público se beneficie.

Resaltó que las franquicias internacionales invierten en Santa Cruz, porque el poder productivo de hidrocarburos y demás elementos macro económicos son superiores al resto del país.‘’Todas las zonas tienen su demanda, sin embargo, la zona Norte muestra una tendencia superior, le siguen los barrios tradicionales como Equipetrol, San Martin y el Urubó’’ dijo.

En este marco, Roberto Carlos Pimentel Banegas, arquitecto con maestría en gerencia de empresas constructoras e inmobiliarias, añadió que actualmente se han construido condominios verticales, que están ejecutados con varios niveles en un solo terreno, ubicados en zonas turísticas y comerciales, dentro del 6to anillo al ocupar poco espacio; mientras los horizontales se encuentran fuera del 7mo anillo, por ser más amplios, donde el propietario tiene derecho al uso exclusivo de su terreno y es dueño de la edificación.

‘’ Los condominios tienen varios beneficios como la fácil accesibilidad a tiendas, restaurantes, piscinas, gimnasios, estacionamientos, seguridad y demás comodidades que se encuentran dentro de ellos’’ puntualizó Pimentel al momento de argumentar que ambas formas tienen alta demanda de clientela.

Destacó, que el beneficio que ofrecen las empresas constructoras es que cuentan con un equipo completo de profesionales entre ingenieros, arquitectos y técnicos, que se encargan de la ejecución de infraestructuras de viviendas, departamentos, locales comerciales, entre otros, con modelos que sean atractivos para los usuarios, garantizando una buena calidad de su trabajo.

«La demanda de la construcción y la oferta de las viviendas se encuentran en un punto de saturación, porque se están construyendo viviendas sin planificación»

Marcelo Torrico, catedrático de la UCB.

‘’Trabajamos en conjunto con las inmobiliarias ya que ellos se dedican a vender los inmuebles que realizamos las constructoras y de tal manera se recupera el monto invertido’’ explicó Pimentel al momento de aclarar que el costo de los terrenos se ha elevado debido a que hace años atrás, diversas zonas no contaban con alcantarillados, hospitales, Unidades Educativas cercanas, de este modo han sido una referencia para que se incremente el precio del metro cuadrado.

En este sentido, Marcelo Jesús Torrico Barrón, arquitecto urbanístico, exhortó que el sector inmobiliario se ha convertido en un motor económico, por la migración de personas, del interior y exterior del país.

‘’ La demanda de la construcción y la oferta de las viviendas se encuentran en un punto de saturación, porque se están construyendo viviendas sin planificación, sin tener datos poblacionales, que digan hasta qué punto se debe llegar a construir las viviendas y edificios’’ señaló Torrico, al momento de alegar que solo ven el lado comercial, porque el sector es rentable y  posee muchas condicionantes que están a favor como: el nivel climático y topografía llana, que da para que se produzca una expansión horizontal.

Sin embargo, rescató que de alguna manera las inmobiliarias cumplen con la norma establecida en nuestro medio.

Por su parte Guido Giovanni Rodríguez, cliente de una inmobiliaria, comentó que su departamento ubicado en la urbanización el Remanso zona Norte, lo obtuvo gracias a una inmobiliaria en menos de dos semanas.

‘’Me evité de realizar un sinfín de trámites, comprar un terreno en zonas alejadas, esperar dos o tres años en la construcción de mi vivienda, ahorré más de 1.500 dólares y actualmente junto a mis seres queridos vivimos en un condominio cerrado, con seguridad y todas las condiciones necesarias, incluso con piscinas, gimnasio, salón de eventos y canchas’’ dijo Rodríguez al momento de acotar que la desventaja de vivir en condóminos cerrados es que no cuentan con patios amplios.

De igual manera, Leonora Chávez, clienta agregó que la inmobiliaria le brindó la posibilidad de pagar su departamento a 3 años plazos, mediante cuotas mensuales.

‘’ Nos cansamos de vivir en alquiler, decidimos tener algo nuestro y mediante una inmobiliaria lo conseguimos, ofrecen precios al alcance de todo bolsillo y con todas las comodidades’’ detalló Chávez.

Contacto Económico