Adenda al contrato con Argentina posibilita incrementar a 2.600 MMdd la renta petrolera para Bolivia el 2019

Este domingo en el programa El Pueblo Es Noticia, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que la adenda al contrato de venta de gas a Argentina posibilitará un incremento entre 400 millones de dólares (MMdd) y 500 MMdd de renta petrolera para este año, con relación a la percibida la pasada gestión. “La renta petrolera proyectada para el 2019, tomando en cuenta la proyección promedio de precios del barril de petróleo de este año, más los precios establecidos en la nueva adenda con Argentina, más el contrato con Brasil, será por encima de los 2.600 MMdd”.

Sánchez dejó en claro que la cantidad de ingresos se define en función a las nominaciones, que para la presente gestión serán mayores que las realizadas por el país vecino el año 2018, según adenda firmada el pasado jueves.  “El Take Or Pay es teórico. Lo que define la renta petrolera son las nominaciones, que el 2019 serán mayores a las del 2018”.

El ministro destacó las negociaciones logradas con el secretario de Energía de Argentina, Gustavo Lopetegui, que establecen mejores precios y mayores volúmenes de envío de gas. En el contrato anterior el precio promedio era de 6,24 dólares el millar de BTU. La nueva Adenda establece que por un volumen de envío igual o superior a los 10 millones de metros cúbicos día (MMmcd) durante los meses de enero, febrero, marzo, abril, octubre, noviembre y diciembre (periodo de verano), el millar de BTU valdrá 15% más, es decir $us7,18. Durante los meses de mayo, junio, julio, agosto y septiembre (periodo de invierno), el precio del millar de BTU, por nominación de más de 10 MMmcd que solicite el país vecino,  se indexará al precio del Gas Natural Licuado (GNL) que es de alrededor de los 9,5 dólares, además de sumarse un porcentaje de regasificación que da como resultado 10,3 dólares el precio del millar de BTU. Explicó que las nominaciones mínimas en verano serán de 11 MMmcd y máximas de 16 MMmcd; en invierno, las nominaciones serán de 16 MMmcd en mayo y septiembre, y de 18 MMmcd en junio, julio y agosto.

“Ningún país en el mundo está usando el precio del GNL como, ahora, lo ha logrado Bolivia. Lo mejor es haber indexado el gas al GNL porque gas compite con gas, no con petróleo. Quien diga que indexar el gas al GNL es una mala estrategia, no quiere que Bolivia tenga más ingresos y demuestra un total desconocimiento del comportamiento de los marcadores internacionales que definen el precio del gas”.

Fuente: Ministerio de Hidrocarburos de Bolivia

En esta línea, resaltó que los mejores contratos firmados por venta de gas natural a lo largo de la historia son los suscritos el 2006 y el 2019, que pertenecen a la gestión de gobierno del presidente Evo Morales. “El primer contrato con Argentina establecía 1,25 dólares el millar de BTU; el contrato con Brasil firmado en 1999, 4,7 dólares el millar de BTU; la adenda firmada el 2006 señalaba 6,24 el millar de BTU; la adenda firmada el 14 de febrero subió los precios a 7,18 dólares en verano y 10,3 dólares en invierno”, detalló.

Sánchez lamentó las declaraciones vertidas sobre la nueva adenda por los secretarios de Hidrocarburos de las gobernaciones de Tarija y Santa Cruz, a quienes calificó de “anti tarijeños y anti cruceños, que además no conocen el manejo del sector ni el comportamiento de los marcadores internacionales”.

En este sentido, informó a los opositores que con las nominaciones bajas de volúmenes de gas que se realizaban con el anterior contrato, los campos de Incahuasi en Santa Cruz y Margarita en Tarija, que tienen acuerdos de entrega de gas a Argentina, se veían afectados. En el caso de Incahuasi, este campo tiene una capacidad de producción de 8 MMmcd, sin embargo la nominación promedio era de 3 MMmcd. En el caso de Margarita, este campo tiene una capacidad de producción de 18 MMmcd, y la nominación era de apenas 8 MMmcd. Vale decir, que los dos campos funcionan al 40% de su capacidad. “Con el nuevo contrato en el que las nominaciones se regularizan, se estabiliza la producción en ambos campos, se va adicionar un 36 % en el precio de venta de gas tanto en Incahuasi como en  Margarita y se generarán mayores recursos por regalías para ambos departamentos”, dijo a tiempo de lamentar que las declaraciones de los secretarios vayan en contra de la economía e ingresos de sus regiones. “Lo hacen por desconocimiento y por el tema político. En realidad, con la nueva adenda, toda Bolivia se beneficia, sobre todo Chuquisaca, Sucre, Tarija y Santa Cruz porque tienen campos gasíferos asignados al mercado argentino”, acotó.

Sánchez señaló que uno de los motivos para que Bolivia haya aceptado la renegociación del contrato de venta de gas natural a Argentina fue que apuntaba a conseguir una nominación estable que no dañe los reservorios; mantenga la productividad, permita la producción de líquidos asociados, que proporcione la materia prima para la producción de gasolina y diésel en las refinerías, de manera que se pueda reducir la importación y subvención de ambos combustibles; y la monetización de las reservas que salen a la venta.

El ministro también se refirió a los beneficios que conlleva para el país la suscripción del otro documento firmado junto a la adenda, el Memorándum de Entendimiento, que permitirá la comercialización de gas natural en Argentina a consumidores finales; YPFB podrá realizar inversiones en campos petrolíferos argentinos que se encuentran en etapa de desarrollo; se podrá realizar el intercambio de conocimientos y tecnología en combustibles verdes; YPFB podrá participar el proyectos de exportación de GNL por Argentina; será posible realizar el intercambio de volúmenes de gas en diferentes mercados, lo que se denomina SWAP, permitiendo el uso de la capacidad remanente de las plantas de acondicionamiento de gas.; se promoverán oportunidades de intercambio de energía eléctrica, a través de termoeléctricas, que requieren de gas a precios competitivos; será posible realizar importación de crudo y productos terminados a través de Argentina; y las estatales petroleras de ambos países, YPFB e IEASA, negociarán un nuevo contrato de compra y venta de gas natural a partir de 2027.

“El mejor contrato de la historia lo hemos firmado hace unos días, que demuestra la buena negociación del equipo boliviano. Este nuevo contrato beneficia directamente a las gobernaciones, alcaldías, universidades, Tesoro General de la Nación, YPFB, es decir a todos los bolivianos. Al lograr precios más altos, tan importantes para Bolivia, estamos incentivando a las inversiones de las empresas que operan en Bolivia y despertando más interés en otras empresas para que lleguen a invertir al país. Tenemos un gran equipo de profesionales en el Ministerio de Hidrocarburos y en YPFB, que gracias a las directrices marcadas por el hermano presidente, han conseguido mayores ingresos para el país, que empezaremos a percibirlos desde este mismo año”, enfatizó el ministro Sánchez.

Con información del Ministerio de Hidrocarburos de Bolivia