Etanol: Ingenios proveerán 150 MMdl de alcohol anhidro a YPFB este 2019

17

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y los Ingenios Sucroalcoholeros Unagro, Guabirá, Aguaí y La Bélgica firmaron, el pasado 8 de enero, un contrato de compra venta de 150 millones de litros (MMdl) de alcohol anhidro para este 2019. El acto se llevó a cabo en instalaciones de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco).

El ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, manifestó que la firma de este contrato es una de las más importantes ya que representa la suma de 106 millones de dólares (MMdd) que el Estado Boliviano comprará a los ingenios productores del país.

“Si se compran estos 150 millones de litros a empresas del exterior, se debería pagar alrededor de 125 a 130 MMdd a un WTI con un precio del petróleo promedio de 54 dólares por barril, tomando en cuenta las cifras del año pasado y permitiendo con esto un ahorro cercano a los 20 MMdd”, comparó el ministro.

La autoridad también habló sobre la subvención total del Estado que estará entre 45 y 50 MMdd; por otro lado, la subvención de la estatal petrolera para transporte, logística y almacenamiento será de entre 10 y 20 MMdd.

En palabras del expresidente de la Cainco, Gabriel Dabdoub, el proyecto etanol implica un esfuerzo empresarial importante ya que se duplicará la actual frontera agrícola de la caña de azúcar. Para esto se necesitará incrementar la capacidad instalada de la industria con una inversión de más de 1.600 MMdd, con lo que se generarán más de 27 mil fuentes de empleo directo e indirecto.

“Aún quedan diferentes retos en el horizonte, uno de ellos y quizás el principal es la ampliación de la producción agrícola, en particular de la soya, la ampliación del uso de la capacidad en la industria oleaginosa y la producción para el cubrimiento de las necesidades tanto internas como de países amigos”, dijo Dabdoub.

La caña de azúcar es un cultivo muy noble, a partir de ella no solamente se extrae el azúcar sino también el alcohol, el ron, abonos para la tierra y energía eléctrica

Gabriel Dabdoub, presidente de la Fundación Infocal
Gabriel Dabdoub, Presidente de la Fundación Infocal

El Vicepresidente Ejecutivo de Unagro, Héctor Justiniano, señaló que dicho proyecto es de importancia histórica para la economía del país porque permite el aumento de producción de 150 mil hectáreas de caña a 300 mil, convirtiéndose en un potencial extraordinario para el sector agrícola, reduciendo en un 20% la utilización de gasolina importada y cambiándola por un producto nacional.

Agregó que los beneficios son diversos con este proyecto: Se dejarán de utilizar los recursos del Estado, se sustituirá la gasolina por un combustible más ecológico y que a la vez permita mejorar tanto la calidad como el rendimiento de los vehículos y además se beneficiará a la economía de los productores agrícolas y de la industria.

“Bolivia es el país número 68 que se incorpora al consumo del etanol y, hasta la fecha, no hay ninguno que haya tenido inconvenientes (…) Nosotros esperamos que hasta el año 2025 ya estemos con un 25% o un 27% de alcohol en la gasolina. Otro de los proyectos importantes por trabajar es el biodiesel y la posibilidad de la utilización de vinaza como materia prima para la generación de energía y fertilizantes para su utilización dentro de la agricultura y la industria”, opinó Justiniano.

«Estimamos que para el año 2025 estaremos por encima de los 400 millones de litros de alcohol anhidro para mejorar la economía y potencial del sector agroindustrial de Bolivia»

Luis Alberto Sánchez, Ministro de Hidrocarburos de Bolivia
Luis Alberto Sánchez, Ministro de Hidrocarburos de Bolivia

El titular del Ingenio Sucroalcoholero Aguaí, Cristóbal Roda, manifestó que los productores cañeros se encuentran comprometidos con Bolivia para que esta nueva matriz energética permanezca por muchos años. “Tenemos la seguridad de que los biocombustibles traerán a este país un gran beneficio de crecimiento”.

A su vez, el presidente de Guabirá, Mariano Aguilera, informó que este año sumaron 9 mil hectáreas para la siembra de caña en su industria e invirtieron en deshidratadoras, al igual que los demás ingenios azucareros, para reforzar la producción de alcohol anhidro.

El presidente del Estado boliviano, Evo Morales, que estuvo presente en el acto, informó que con el ingreso de la producción de alcohol anhidro para el Proyecto Etanol se aportará este año 0,9% al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

“Quiero saludar estos acuerdos, este trabajo conjunto del sector público con el sector privado (…). Estoy muy contento, es otro día inédito, histórico para Bolivia, para algunos sectores sociales, no solamente gana el dueño del ingenio o los cañeros, sino que gana Bolivia”, expresó el presidente Morales.

«La Gasolina Ron 97, remplazará a la gasolina Premium y pasará a ocupar el 5% del actual nicho del mercado boliviano»

Óscar Barriga, Presidente de YPFB
Óscar Barriga, Presidente de YPFB

Los actuales ingenios sucroalcoholeros que firmaron el acuerdo de compra venta de alcohol anhidro con Yacimientos se encuentran en la capacidad de entregar sin inconvenientes los 150 millones de litros previstos para este año, afirmó el presidente de YPFB, Óscar Barriga y agregó que a la producción de este biocombustible se sumarán otros ingenios que se encuentran en la etapa de montaje de sus maquinarias correspondientes.

Tanto el titular de Guabirá como el de Aguaí y Unagro coincidieron en sugerir al presidente Morales que siga reforzando las inversiones en la agroindustria del país para poder tener competitividad en los mercados internacionales, poniendo de ejemplo a países vecinos como Argentina y Brasil que tienen importantes tecnologías en la industria agrícola y pecuaria.

Nuevo combustible

El ministro Sánchez anunció que para las próximas semanas o meses se tendrá en el país una nueva gasolina denominada Súper Etanol 97, que responderá a los requerimientos del Sistema de Control de Emisiones Euro IV, además, se avanzará en el proyecto piloto de vehículos Flex Fuel y la incorporación del biodiesel.

Contacto Económico